Alestis se prepara para volver a ‘levantar el vuelo’ en la provincia

El grupo aeronáutico andaluz instalará una plataforma logística en la Zona Franca de Cádiz e invertirá 12 millones en su planta de El Puerto para aumentar la producción del A350

0
516
Cono de cola del A350 producido en El Puerto
Cono de cola del A350 producido en El Puerto

Alestis está cobrando un nuevo impulso para reforzar sus constantes vitales y volver a ‘levantar el vuelo’ a través de dos ambiciosos proyectos que tendrán instalados su centro de operaciones en la provincia de Cádiz.

El grupo aeronáutico andaluz se dispone a invertir 12 millones de euros -la mitad de los 25 millones totales que tiene previsto destinar para este año en estas partidas e- en su planta de El Puerto de Santa María (TBC, Tecnobahía Composites) y, por otro, establecerá una plataforma logística en la Zona Franca de Cádiz.

La compañía está tomando posiciones y preparando su logística para afrontar con garantías el ‘ramp up‘ -aumento de la cadencia de producción- del avión A350, modelo para el que fabrica la panza (belly fairing) y el cono de cola, y que aporta el 40% de su facturación.

A inicios del año pasado, salían de la fábrica dos aeronaves al mes. En la actualidad, esta cifra ya se ha elevado a seis. La intención de Alestis es duplicar su producción en un horizonte fijado en un plazo de dos años.

Y para cumplir con esta estrategia y esos objetivos marcados, la empresa ha decidido apostar firmemente por las nuevas tecnologías y se haya lanzado a dar el salto hacia el incremento de la automatización de su planta de El Puerto de Santa María, dedicada fundamentalmente a la fabricación de piezas en fibra de carbono.

La anunciada ‘renovación’ de maquinaria implica que los procesos manuales han quedado atrás y hayan sido sustituidos por nueva maquinaria de laminado. Este cambio sensible del proceso productivo repercutirá en una rebaja de los costes y elevarán el ritmo de fabricación. Ahí es precisamente donde se pone el foco de los 12 millones que se invertirán en las instalaciones portuenses, destinados fundamentalmente a Máquinas 3D, autoclaves, tecnología de composites automatizada o utillaje.

Paralelamente a esta nueva pieza de su engranaje estratégico y como refuerzo a esta ‘rampa de lanzamiento complementaria’ en la provincia, la compañía contempla además abrir un centro logístico con base en la Zona Franca de Cádiz este mismo año.

“Esto responde de nuevo al impulso que experimentará el avión A350 en los próximos años, ya que necesitaremos con toda seguridad una zona de envío y recepción de piezas de mayor tamaño”, según ha señalado recientemente el propio director de Operaciones de Alestis, Jesús Espinosa.

Espinosa ha explicado al respecto que dentro de las factorías que tiene instaladas la empresa en la provincia Cádiz (tiene dos, la citada de El Puerto de Santa María y la radicada en Puerto Real), existe un cierto déficit de tamaño para afrontar las futuras necesidades que generará el aumento de producción y no hay espacio suficiente para albergar un gran número de panzas y conos de cola ya terminados antes de su envío a Toulouse (Francia), donde está ubicada la ‘factoría madre’ en la que se realiza el ensamblaje final de la aeronave.

Complementariamente a estas funciones asignadas, el nuevo almacén también servirá para recepcionar los diferentes materiales con los que Alestis fabrica e integra aquellos grandes conjuntos y que llegan a la Bahía procedentes desde distintas partes del mundo para formar parte del engranaje del A350.

La inversión que requerirá esta plataforma, según apunta el grupo aeronútico, no será muy significativa, al tratarse de un centro externalizado que se sacará a concurso para que lo ejecuten otras empresas.

Ya fuera de la provincia, estos dos proyectos irán de la mano con una inversión de cinco millones de euros que se destinará a la planta de Vitoria. “Había procesos del siglo pasado y hemos renovado todo el parqué de maquinaria y tecnología”, explica Javier Díaz Gil, consejero delegado de Alestis, que también adelantó que en las dos plantas de Sevilla (San Pablo y Aerópolis) se inyectarán 1,3 millones de euros para activos fijos.

Dejar respuesta