Carbures prevé triplicar su facturación hasta 2017 y alcanzar los 161 millones

Frente a los 9 millones de pérdidas del último ejercicio, la empresa contempla cerrar el próximo trienio con un Ebitda de 19,9 

0
672
Instalaciones de Carbures en el Aeropuerto de Jerez. Foto: EI
Instalaciones de Carbures en el Aeropuerto de Jerez. Foto: EI

JEREZ- La empresa Carbures, según anunció la compañía cotizada en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), espera alcanzar una cifra de negocio de 161 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) cercano a los 20 millones de euros en 2017.

Como era de esperar, la noticia de la empresa fabricante de piezas de fibra de carbono con sede en Jerez y El Puerto de Santa María, que , eso sí, precisó que dichas cifras “aún no han sido contrastadas por el asesor registrado”, fue muy bien recibida por el mercado.

Así, nada más conocerse dicha previsión, los títulos de Carbures lideraron las subidas, llegando hasta 17,14%, situándose en los 2,46 euros. Un dato, sin lugar a dudas, muy positivo para unos valores que, cabe recordar, acumulan una caída anual del 60,53% en su rentabilidad.

Estas previsiones, en las que se contempla que la facturación prevista para este año (58,07 millones) se triplique al término de 2017 para llegar a un cifra neta de negocio de 161 millones, tiene uno de sus principales argumentos en los proyectos que ya tiene en cartera Carbures, al tiempo que, de la cifra de 118 millones, el 61% corresponderá al sector de la automoción, gracias a los acuerdos con la empresa china Shengrui.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) pasará de un resultado negativo de 9 millones de euros en 2014 a otro positivo de 12,8 millones de euros en 2015, asegura Carbures.

Cabe recordar que esta nueva previsión de negocio de Carbures responde a la revisión a la baja puesta en práctica por la empresa tras la correspondiente modificación de sus cuentas a raíz de la auditoría desarrollada por

PriceWaterhouseCoopers (PwC) en base a las dudas sobre sus cuentas que trajeron consigo la suspensión de la cotización durante cuatro meses.

De este modo, Carbures, en su regreso al parqué a principios de año, presentó sus nuevas cuentas, en las que sus resultados del primer semestre del pasado año pasaron de una ganancia de 11,4 millones de euros a unas pérdidas de seis millones de euros. Asimismo, la oportuna revisión de las cuentas arrojó un beneficio de 1,9 millones en el ejercicio de 2013 frente a los 4,7 millones comunicados con anterioridad.

Las previsiones iniciales, que pecaban de optimistas según puso de manifiesto la auditoría completa, apuntaban a unas ventas consolidadas para el ejercicio de 2014 de 58,076 millones de euros, frente a los 19,9 millones del cierre de 2013, y unas pérdidas de poco más de 9 millones de euros, fruto fundamentalmente de los deterioros de los fondos de comercio y de los gastos incurridos con motivo de la salida a Bolsa, y que no son recurrentes.

En relación a dicha auditoría y al clima que la misma originó, José María Tarragó, consejero delegado de la empresa, señaló recientemente que “durante los tres meses que duró la auditoría se habló y especuló mucho sobre Carbures”.

“No obstante”, añadió, “nosotros mantuvimos un silencio absoluto por no interferir en el proceso de revisión, aunque nos vimos obligados a pronunciarnos al final porque algunos comentarios ya eran excesivos. La previsión que teníamos era de una caída importante de las acciones debido a esos comentarios injustos y alarmantes. Creo que la reacción del Mercado fue rápida y no duró más de una hora. Hubo un repunte inmediato”.

Asimismo quiso dejar claro que “este es un proyecto donde la compañía tiene un valor muy importante a corto, medio y largo plazo. El valor de Carbures es tangible en sus plantas y en su propia actividad”.

Por otra parte, el consejero delegado de Carbures se mostró muy optimista de cara a proyectos e inversiones que apuestan por, por ejemplo, fomentar la presencia de la fibra de carbono en campos tan productivos como el de las plataformas petrolíferas. Iniciativa en la que ya se está trabajando en Mexico.

Asimismo, subrayó la contratación, en aumento, con el sector de la aviación a través de Airbus (A350) Boeing.

Por último, en relación a la automoción, Carbures se encuentra trabajando en un gran número de piezas. Prototipos y ensayos con los que la empresa busca demostrar la capacidad de la fibra de carbono en el pujante y siempre productivo sector del automóvil.

Dejar respuesta