El timo de las preferentes y el rescate de los bancos

0
562

joseluisJosé Luis Ortiz MirandaAbogado 

Los españoles estamos de enhorabuena ¡Vaya tela! Que hablen que la eliminación de la cláusula suelo supondrá un caos económico para el país y que luego pasen estas cosas…
Sabido es que una de las mayores felaciones que ha hecho el Estado a la Banca, ha sido el rescate masivo de entidades bancarias en bancarrota. Y dentro de ellas, después de Bankia, a la que se le inyectaron 27.000 millones de euros del Erario Público, quitándolos de otras necesidades como Educación o Vivienda – la partida de Presupuestos del Estado para grandes dependientes literalmente se quedó a cero pelotero -, el segundo gran rescate fue el de Caixa Catalunya, que recibió 13.000 millones del Estado Español.

¿Seguridad nacional?
En su día, y esto es lo más obsceno, los telediarios pagados por el Gobierno nos vendieron que el rescate de la banca era una cuestión de seguridad nacional, pero que no nos preocupásemos, que aunque todos los españoles nos teníamos que “apretar el cinturón”, ese dinero iba a ser devuelto hasta el último céntimo
La realidad se ha demostrado bien otra. La oferta realizada por el BBVA no compensa las ayudas públicas destinadas a Catalunya Banc en los últimos años.
Esta banca catalana empezó a solicitar apoyos en el 2010. Y nadie se explica por qué salvar a Catalunya Banc a toda costa, se convirtió prácticamente para el Gobierno en una cuestión de Estado, pese a que según los propios banqueros cuando un banco va económicamente tan mal, lo más rentable es cortarle la cabeza al negocio malo. Me malicio que, como siempre, la política tendría algo que ver. Así se explica por ejemplo, que tras conocerse la compra de Catalunya Banc, la Generalitat de Catalunya, ha emitido un comunicado indicando sin cortarse un pelo, que hubiera preferido que la segunda entidad financiera en su territorio hubiera sido absorbida por la primera, Caixa Banc, pero la entidad financiera catalana no ha presentado una oferta ganadora. Más bien, ha sido vergonzosa, ya que, pretendía quedarse con la entidad sin aportar dinero, o sea, a pelo.
El coste de la reestructuración bancaria en nuestro país es otra página negra de nuestra historia más reciente. Las ayudas públicas al sistema financiero español en millones de euros, revelan como el poder no lo tiene el Gobierno, sino la Banca, que es quien maneja la pasta. Así de claro.

Las cifras vergonzantes

Véase si no, las cifras: 22.424 millones de euros para el grupo Bankia; 13.000 millones de euros para Catalunya Banc; 9.052 millones de euros para Novagalicia, 5.498 millones de euros para Banco de Valencia; 5.249 millones de euros para Cam; 1.864 millones de euros para CCM Caja Astur; 1.645 millones de euros para B. Marenostrum; 1.129 millones de euros para Ceiss; 977 millones de euros para Banca Civica; 953 para Unnim; 407 millones de euros para Caja 3 y 245 millones de euros para Banco Gallego.

Cuando el todopoderoso banco norteamericano Lehman Brothers con las hipotecas basura en plena burbuja inmobiliaria, la crisis de las subprimes, al gobierno americano no le tembló el pulso, y no le ayudó, dejándole que desapareciera en la más pura de las miserias.
Ni hubo caos económico ni se vio afectado el sistema bancario. Todo lo contrario, se resanó el sistema y la ley de la oferta y la demanda puso a cada uno en su sitio. En España seguimos estando en el furgón de cola en materia de reestructuración bancaria. Así nos luce el pelo a todos…

Dejar respuesta