Expatriadas andaluzas, con billete de ida…

1
1608
Las cinco jóvenes andaluzas protagonistas de este reportaje, ante el Konzerthaus de Berlín.
Las cinco jóvenes andaluzas protagonistas de este reportaje, ante el Konzerthaus de Berlín.
Las cinco jóvenes andaluzas protagonistas de este reportaje, ante el Konzerthaus de Berlín.
Las cinco jóvenes andaluzas protagonistas de este reportaje, ante el Konzerthaus de Berlín. Foto: EI

Pepe Contreras

CÁDIZ.- “Muchos jóvenes tienen idealizada la experiencia en el extranjero, ya que la tienden a comparar con la beca Erasmus, una de las mejores épocas que los estudiantes viven en su período universitario y, probablemente, en sus vidas. Pero irse a buscar un trabajo a otro país, no es una Erasmus”, dice Nati Pérez, de Visual Meta GmbH, que cuenta con ocho españoles en su plantilla que trabajan en diferentes departamentos: Isabel Medina Romero (Granada), Paola Rojas Ortega (Los Barrios), Sofía Estévez Ruíz (Estepona), Marta Rodríguez Crovetto (Granada) y la propia Natividad Pérez Taviel de Andrade (San Fernando) que trabajan para la plataforma ShopAlike.es; y Damián García García (Gijón), Lucía Pasarín Perea (Vilanova i la Geltrú) y Antonio Gutierrez Martínez (Granada) que trabajan como informáticos.

Visual Meta GmbH fue fundada en el año 2009 por Robert M. Maier y Johannes Schaback. Esta empresa gestiona varias plataformas de compras online en Europa bajo las marcas LadenZeile, ShopAlike y Shoppala y cuenta con usuarios de 15 países diferentes: España, Alemania, Italia, Polonia, Dinamarca, Finlandia, Turquía, República Checa, Francia, Holanda, Suecia, Portugal, Bélgica, Hungria y Eslovaquia.

La empresa cuenta con algo más de 120 empleados de diferentes países del mundo: tintas que trabajan bajo un mismo techo y cuyas edades oscilan entre los 20 y 35 años en su mayoría. Si te vas al extranjero has de encontrar trabajo en menos de tres meses, porque desde el 26 de diciembre de 2013 una enmienda de la ley 22/2013 de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014 establece que las personas desempleadas sin derecho a prestación ni subsidio de desempleo perderán el derecho a la Sanidad Pública española si están tres meses fuera del estado español.

No es el caso de las cinco jóvenes andaluces –dos de ellas de Cádiz, una de San Fernando y la otra de Los Barrios- que han relatado su experiencia positiva a EMPRESAS Imparables. Son expatriadas, forman parte del cada vez más numeroso grupo de trabajadores españoles que optan por prestar sus servicios para una empresa española en el extranjero o bien para empresas extranjeras fuera de España. Disponen de un régimen especial al que acogerse, con ciertas ventajas fiscales siempre que sus retribuciones no excedan de 60.100 euros anuales.

Expatriados
Los expatriados tienen hasta una webserie –Expats- creada por Pedro Hernández, un español residente en Londres que desvela las peripecias, aventuras, ilusiones y tristezas de quienes no han tenido más remedio que abandonar su tierra para buscar el sustento. La realidad es que todos sueñan con regresar a España y que la economía real muestre ya los signos de recuperación de los que habla insistentemente la clase política. En Alemania los medios siguen con interés la evolucion de un país, España, que estuvo a punto de ser rescatado, pero que ¿se va recuperando?

Cinco experiencias

PAOLA ROJAS
Nacida en el año 1988, Paola Rojas Ortega es natural de Los Barrios y licenciada en Dirección y Administración de Empresas. Durante el curso 2010/2011 estuvo estudiando con una beca Erasmus en Varsovia y posteriormente decidió solicitar una beca Faro para realizar unas prácticas en marketing en la empresa Visual Meta GmbH en Berlín, ciudad donde reside desde Noviembre de 2012.

La joven afirma que la razón que la impulsó a volver al extranjero, además de la buena impresión que se llevó de la ciudad alemana en un viaje que había realizado, fue la falta de trabajo en España: “No se puede vivir del aire y aún cuando tus padres pueden mantenerte, debes pensar que dejar pasar los años sin adquirir ningún tipo de experiencia es contraproducente y llegar a los 30 sin que tu currículum pase por pena ni gloria, era algo que me quitaba el sueño. Así que hice mis maletas y me marché

MARTA RODRÍGUEZ
Marta Rodríguez Crovetto es una granadina de 26 años licenciada en Dirección y Administración de Empresas. Durante el periodo universitario, la joven estudió dos años en Lituania y Polonia, desarrollando así un espíritu aventurero que la impulsó posteriormente a solicitar una beca con la que irse a Berlín y realizar unas prácticas en la empresa Visual Meta GmbH.

Actualmente Marta sigue trabajando allí como empleada fija y es Manager de Calidad de la plataforma ShopAlike.es. La joven asegura que es feliz viviendo en Alemania y que le gusta su trabajo: “Me vine a Berlín a hacer unas prácticas y acabé encontrando un buen trabajo en una empresa en la que me encuentro muy a gusto ¿Qué más puedo pedir? Esta oportunidad jamás la habría tenido en España y me siento muy afortunada, ya que soy consciente de la realidad que muchos jóvenes de mi país viven”.

SOFÍA ESTEVEZ
Sofía Estévez Ruíz tiene 25 años y nació en Granada, aunque posteriormente se mudó a Estepona con su familia. La joven es licenciada en Dirección y Administración de Empresas y vivió un año en Dijon, ciudad francesa donde cursó un año con una beca Erasmus.

Posteriormente decidió volver al país, esta vez a Lille, donde realizó unas prácticas en Ecommerce durante seis meses. Actualmente Sofía vive en Berlín y realiza unas prácticas en marketing y social media en la empresa Visual Meta GmbH. Al igual que su compañera Paola, admite que la situación actual en España fue una razón de peso para marcharse al extranjero: “En España me resultó muy difícil encontrar trabajo, únicamente encontré trabajos por temporadas cortas o para cubrir vacaciones, así que me decidí por salir fuera del país.

Es una experiencia de la que siempre se saca algo bueno, ya sea por encontrar trabajo o simplemente por abrir tu mente, conocer otras culturas, otras personas, aprender idiomas y aprender a valerse por uno mismo lejos de la familia.”

ISABEL MEDINA
La joven granadina Isabel Medina Romero nació en el año 1987 y se licenció en Dirección y Administración de Empresas en su ciudad. Durante sus estudios cursó un año en Polonia como Erasmus, sirviéndole la experiencia como trampolín para lanzarse a la aventura nuevamente e irse con una beca Erasmus Práctica en el 2011 a la ciudad de Berlín y así poder realizar unas prácticas en la empresa Visual Meta GmbH.
Isabel trabaja ahora como empleada fija y es Manager de SEA de la plataforma ShopAlike.es. La granadina afirma muy convencida que no volverá a España en mucho tiempo: “En esta empresa he encontrado la oportunidad de desarrollarme”.

En primera persona

Natividad Pérez. Foto: EI
Natividad Pérez. Foto: EI

Natividad Pérez

BERLÍN.- Venir a Alemania comenzó como una aventura, como una experiencia de vida en un momento concreto y que se repitió a lo largo del tiempo hasta convertirse en mi día a día.

La primera vez que vine aquí fue por curiosidad. Había terminado la diplomatura de Turismo y quería saber lo que se experimentaba viviendo en otro país y aprender un nuevo idioma.

Posteriormente, decidí hacer mi último año de la licenciatura de Publicidad y Relaciones Públicas en la ciudad de Aachen como Erasmus, ya que me había gustado la experiencia de vivir en Alemania y deseaba repetirla.

Más tarde, una vez finalicé mis estudios, decidí solicitar una beca Leonardo Da Vinci para Berlín con el objetivo de realizar unas prácticas de seis meses y adquirir algo de experiencia.
Eso fue hace cinco años. A día de hoy, sigo viviendo y trabajando aquí y no tengo intención alguna de volver en mucho tiempo a España.

La realidad es que lo que comenzó como una aventura me ha convertido en una expatriada debido a la triste situación que se presenta en España. Un país que no ofrece ahora oportunidad alguna para sus jóvenes y que ha llegado a un estado de decadencia que te hace plantearte la posibilidad de echar raíces en otro lugar, aunque no sea tu tierra natal.

Actualmente trabajo como Country Manager del centro comercial ShopAlike.es, perteneciente a la empresa Visual Meta GmbH, donde soy responsable de un equipo formado exclusivamente por andaluzas de diferentes comunidades.

¿Diríamos que esto es una casualidad? Considerando el estado de nuestra comunidad autónoma, yo diría que no. Y es que cada vez son más los españoles que emigran a Alemania con la esperanza de encontrar un trabajo y poder labrarse un mejor futuro, ya que a ojos de muchos, este es “el país de las oportunidades”.

Y ¿realmente es así? Si bien es cierto que en Alemania hay muchas más posibilidades de encontrar un empleo, no es tan sencillo como muchos dicen. Aunque tampoco un imposible. Existen muchas empresas internacionales como la mía donde el idioma exigido es el inglés y hay oportunidades de crecer y ampliar conocimientos.

No obstante, es muy recomendable visitar una academia y aprender el idioma para tener mejores posibilidades, así como ser consciente de que en Alemania lo que priman son las prácticas, especialmente si no eres informático o ingeniero. Si tu área son las humanidades o las ciencias sociales, debes estar mentalizado para empezar de cero, ya que la experiencia que tengas de España no la tienen muy en cuenta. Sin embargo, hay que añadir que si lo haces bien, con mucha paciencia y esfuerzo podrás optar a un puesto de trabajo y francamente existen buenas posibilidades para ello.

Debo admitir que vivir en otro país no siempre es fácil. Y que muchos jóvenes tienen idealizada la experiencia en el extranjero, ya que la tienden a comparar con la beca Erasmus, una de las mejores épocas que los estudiantes viven en su periodo universitario y, probablemente, en sus vidas.

Pero irse a buscar un trabajo a otro país, no es una Erasmus. Es un choque crudo con la realidad que hay que aprender a afrontar y llevar lo mejor posible. Aquí no cuentas con tu familia, ni con los amigos de toda la vida.

Aquí eres tú y tu circunstancia y tienes que empezar desde cero. Es un aprendizaje continuo de cómo sacarse las castañas del fuego uno mismo; una experiencia maravillosa a nivel personal que te hace crecer como persona, pero que sin duda en ocasiones puede pesar y hay que ser fuerte para llevarlo adelante. No nos queda otra que resistir, y ganar.

1 Comentario

Dejar respuesta