Ginebra Rives amplía su atractivo ‘horizonte Pink’

0
1959

32

Los hermanos José Luis y Francisco Mel, de La Trufa de Puerto Real, crean un original y refrescante helado a partir de Pink Rives

J.M.R.

El PUERTO.- Las posibilidades de los afamados y reconocidos productos de la destilería Rives van mucho más allá de los atractivos, refrescantes y variados cockteles y combinados de los que desde hace años son protagonistas destacados y, prueba de ello, es la nueva propuesta formulada por dos artesanos heladeros de Puerto Real, los hermanos José Luis y Francisco Mel.

Estos inquietos artesanos , conocedores de las bondades y características de los productos que se fabrican en la destilería de El Puerto de Santa María, se han lanzado a crear un helado que tiene su base en la ginebra Pink Rives, uno de los productos estrella de la marca.

Esta refrescante y original creación recrea un combinado de Pink Rives con una de sus tradicionales bebidas acompañantes, el refresco Seven Up.

El producto, del que se puede dar buena cuenta en las dos pastelerías de La Trufa, en Puerto Real, fue presentado días atrás en las instalaciones de la destilería portuense, recibiendo una gran acogida por parte de los numerosos asistentes.

Una propuesta gastronómica que, sin lugar a dudas, dará mucho y bueno que hablar entre los amantes del helado en general y de la reconocida ginebra Pink Rives de forma particular.

Cabe destacar que Pink Rives es una ginebra de clase premium y tipo London Dry, cuya elaboración tiene lugar en las instalaciones del grupo Rives en la localidad de El Puerto de Santa María.

Dicho producto adquiere su tonalidad rosada y su especial sabor gracias a que en su elaboración tiene un papel destacado otro gran producto andaluz de reconocido prestigio internacional, el fresón de Huelva.

Para la elaboración de esta ginebra se utiliza la clásica ginebra Rives, triplemente destilada de forma artesanal, como base sobre la que infusionar los mejores fresones onubenses.

Gracias a dicha elaboración, la ginebra rebaja su amargor, presentándose más agradable al paladar, en especial a aquellos que no están muy acostumbrados a los destilados. Una fórmula que da como resultado una ginebra con un destacado frescor y un dulce sabor a fresa que, sobre todo, se agradece mucho en épocas calurosas como las que sufrimos estos días.

Pink Rives se presenta en la clásica botella de la ginebra Rives, de forma rectangular, transparente y de hombros caído. Tiene una capacidad de 70 centilitros y el gin una graduación alcohólica del 37,5 %.

Cabe destacar que esta ginebra, al igual que otras muchas de alta calidad que elabora la destilería de El Puerto de Santa María, tienen su base, porque así lo establece la categoría ‘London dry gin’, en un alcohol de origen agrícola, lo más puro posible.

La tridestilada premiun, que salió al mercado en 2010, se ha convertido en uno de los productos estrella de la destilería portuense, acumulando pese a su corta existencia numerosos premios de carácter nacional e internacional.
De este modo, se ha convertido en un referente para los buenos amantes de la ginebra y para aquellos otros que, como propone Pink Rives, prefieren degustarla con menor amargor y con un delicado y sutil toque dulce.

Una firma referente internacional que ha sabido combinar tradición e innovación

Recordar que el grupo Rives es una empresa familiar, de capital 100% español, especializada en la elaboración y distribución de destilados, espirituosos, licores y concentrados sin alcohol.
En la actualidad, el grupo combina los sistemas de producción tradicionales con las técnicas más modernas para elaborar sus distintas bebidas.

La compañía dispone de una amplia y diversificada oferta de productos con marcas propias, entre las que destaca como “producto estrella” y buque insignia del grupo; la Ginebra Rives Special Gin Tridestilada, siendo además lideres nacionales en el mercado de productos sin alcohol.

En la actualidad cuenta con una destilería única en Europa, conformada por: una planta depuradora de alcohol en la que cuenta con torres de rectificación de más de 30 m de altura, dos centenarios alambiques de cobre de gran capacidad elaborados por el maestro John Dore para la destilación de semillas y otra de tratamiento de aguas por osmosis inversa.

Todo ello se deriva a su planta de proceso, donde tres trenes de embotellado, con una capacidad de hasta 18.000 botellas/hora, se encargan de envasar la totalidad de su producción. Además dispone de un avanzado laboratorio donde se realizan exhaustivos controles de calidad y desarrollos I+D+i orientados, principalmente, a la tecnología de producto de nuevos aromas, colores y sabores para sus próximos lanzamientos. Esta actividad confiere a Rives la agilidad y creatividad para seguir innovando en el mercado.

Cabe recordar que el origen de Rives se remonta a 1880, fruto de la pasión de Don Augusto Haupold, Cónsul de Alemania en Málaga, un emprendedor muy activo para su época, que pronto convertiría a esta empresa en una de las bodegas pioneras del marco de Jerez.

Dejar respuesta