La costa también mira al interior

0
545

La provincia, que superó el millón de turistas (1.092.382) en el primer semestre del año, continúa creciendo como uno de los destinos más atractivos y demandados a nivel nacional.

Un destino que si, tal y como es normal en los meses de verano se está mostrando más fuerte en su zona litoral, también se está fortaleciendo de forma notable en su interior.

Así, tal y como ha destacado la patronal de la hostelería, Horeca, son muchos los turistas que esta temporada han optado por hospedarse en los numerosos establecimientos rurales que se reparten en comarcas como la propia Sierra de Cádiz.

Localidades con un importante abanico de atractivos (gastronomía, cultura, naturaleza, historia, etc.) que están logrando romper con ese cliché que les vetaba como destino para los meses de verano.
En estas páginas desgranamos algunos de esos lugares que están ejerciendo un papel notable para atraer, también en verano, a miles de turistas.

BARBATE: Palomar de La Breña

G04_1

A escasos kilómetros de la franja litoral, en el corazón del Parque Natural de La Breña y Marismas de Barbate, se levanta en medio de una espectacular masa de pinares el Palomar de La Breña. Edificado en el siglo XVIII, esta construcción ubicada en el cortijo La Porquera (Barbate) jugó un papel destacado en las grandes travesías oceánicas, ya que en sus muros anidaban miles de palomas que, entre otras utilidades, tenían la de abastecer de carne a las tripulaciones que ponían rumbo a ‘las Américas’.

Una población de palomas que se acomodaban en los 7.700 nidos (hornillas) de los que disponía esta edificación, lo que convertían al Palomar de la Breña en uno de los tres más grandes de Europa.
Aproximadamente, sus altos y anchos muros daban cobijo a unas 5.000 parejas de palomas torcaces que cada tres semanas tenían entre uno y dos pichones, por lo que cada mes el palomar podía tener una población de 15.000 ejemplares.

En un aceptable estado de conservación, el Palomar es una estructura sin tejado, presidida por un patio central desde el que se distribuyen los anchos y altos (11 metros) muros a través de estrechos pasillos en los que se localizan los nidos. Cada pasillo está rematado por tejas para la protección tanto de las lluvias como de los predadores.

SIERRA DE CÁDIZ: Vía Verde

G04

Salpicadas, en su mayoría, por algunos de los paisajes más espectaculares de cuantos conforman la variada geografía española, las vías verdes, que discurren por más de 2.200 kilómetros de infraestructuras ferroviarias en desuso, se han convertido en escenarios de privilegio para todos aquellos que buscan experiencias intensas de naturaleza y ocio.

Herramientas de promoción turística entre las que destaca la Vía Verde de la Sierra de Cádiz.

Con una extensión de 36 kilómetros, esta antigua vía ferroviaria, que nunca se llegó a desarrollar en su totalidad, contemplaba en su anteproyecto (del año 1857) una línea desde Jerez a Setenil, con un ramal que finalizaría en Grazalema. Proyecto que, debido a la caída de la dictadura y la mala situación económica, nunca llegó a materializarse, dando paso, décadas después, a una de las grandes infraestructuras turísticas y naturales de la comarca.

Un espacio de incalculable valor del que participan y se benefician localidades como Olvera y Puerto Serrano, además de las sevillanas de El Coronil, Montellano y Coripe.

Respondiendo a sus orígenes ferroviarios, la ruta parte de la antigua Estación de Puerto Serrano, instalación que se eleva sobre un cortado que domina la vega del Guadalete. Los Llanos de la Reyerta, el Arroyo de los Azares, la Junta de los Ríos, la Finca de la Toleta, el río Guadalporcún, la Estación de Coripe, la Estación de Zaframagón, el viaducto de Zaframagón, la Estación de Navalagrulla y la Colada de Morón son algunos de los muchos y atractivos lugares por lo que discurre un trazado que nos conduce a la Estación de Olvera.

MEDINA: Cerro del Castillo

G04_2
Dentro de los numerosos y valiosos iconos que atesora el conjunto histórico de Medina, una de las poblaciones con mayor riqueza arqueológica de la provincia, destaca el llamado conjunto arqueológico Cerro del Castillo. Un enclave aún por descubrir de forma íntegra que nos traslada a tres épocas en las que esta localidad jugó un papel importante: el castellum militar romano, el alcázar árabe y el castillo medieval.

ALCALÁ DEL VALLE: Caños Santos

EI11
Aunque a gran parte de la población de la Sierra de Cádiz su existencia no le es ajena, el Convento de Caños Santos es una de esas reliquias del patrimonio de la comarca por descubrir para un gran número de habitantes de la provincia y de más allá de sus fronteras. Una edificación cuyas raíces más profundas se remontan a 1512 y que entre sus curiosidades está que, pese a situarse en el término municipal de Olvera, es propiedad del Ayuntamiento de Alcalá del Valle.

Enclavado en un entorno de un gran valor y atractivo paisajístico y en el que se localiza la cueva que, según la creencia popular, apareció la virgen, este majestuoso convento tiene su origen en una ermita que, con la cesión de las tierras por parte del Conde de Ureña y Morón, se edificó para devoción de Nuestra Señora de Caños Santos.

VEJER: Santa Lucía

G04_4

Uno de los rincones naturales y paisajísticos más bellos de la comarca de La Janda, de su zona litoral, se localiza en uno de los múltiples núcleos rurales que conforman el término municipal de Vejer de la Frontera. Su nombre, Santa Lucía.

En este territorio, una pequeña ‘cuña’ en la que el agua es protagonista destacada, dando vida a una exhuberante vegetación (higueras, cañas, mimbreras, zarzas, acebuches, alcornoques, lentiscos, granados y algarrobos), se localizan los restos de varios molinos de agua cuyos orígenes se remontan a la época islámica.

Molinos que, alimentados por el agua que brotaba del manantial de La Muela (otra de las pedanías vejeriegas), se convirtieron a lo largo de siglos en piezas clave para la supervivencia de los habitantes de este núcleo y de la propia Vejer.

El Garrobo, El Batán, El Nuevo, El Cubillo, La Teja y La Torre son los nombres de los primeros molinos que se documentaron en un ya lejano 1509, molinos a los que, ya en el siglo XVIII, se unió el conocido como el del Hoyo.

Un paisaje de molinos hidráulicos dominado por un gran acueducto de raíces romanas, cuya tarea era ‘bañar’ los campos de la zona en favor de uno de los territorios más productivos del término de Vejer de la Frontera. Levantado a base de pilares y arcos realizados por sillares, el gran acueducto de Santa Lucía aún conserva parte de su antiguo esplendor, si bien, como otro de los muchos elementos que conforman este bello paraje, no presenta su mejor estado, algo a lo que han ‘contribuido’ algunos actos vandálicos y la falta de control/mantenimiento de una naturaleza en pleno proceso de colonización.

BORNOS: Castillo de los Ribera

G04_5

Muchas son las joyas que conforman el rico patrimonio de la provincia, no todas conocidas. Una de las que no deja indiferente a quien la visita es el Castillo-Palacio de los Ribera. Sin lugar a dudas, uno de sus grandes atractivos es el bello jardín renacentista, declarado Jardín Histórico de Interés Cultural. Inspirado en el Belvedere de Bramante, en el Vaticano, fue diseñado por el jardinero italiano Salvador Sepadano y está decorado con una amplia gama de especies de plantas. En uno de sus extremos, se ubica una logia, un imafronte de estilo pompeyano; único en Andalucía, con hornacinas decoradas con estatuas de motivos mitológicos, que hoy se encuentran en la Casa de Pilatos de Sevilla.

RÍO MAJACEITE: Entre El Bosque y Benamahoma

G04_6
El sendero que transcurre por el río Majaceite, entre El Bosque y Benamahoma, es uno de los más conocidos de la provincia y, seguramente, también uno de las más visitados, no sólo en la actualidad, sino también desde hace muchos años. El recorrido nos deleita con un excelente bosque de galería con chopos, fresnos y olmos, donde podremos ver y oír a gran cantidad de aves, tales como la oropéndola, en primavera y verano; el mirlo común, la lavandera cascadeña o el canto del ruiseñor durante todo el año.

Dejar respuesta