En opinión de María Valencia, vicepresidenta de la asociación, el III Encuentro de Mujeres Imparables, desarrollado en Pontevedra, ha servido para constatar dos cosas importantes. “Por una parte”, destaca, “para ver que el proyecto que tiempo atrás ideamos mis compañeras y yo es dado por válido y necesario en otros puntos de España, en esta caso en Galicia, y, por otro lado, que, independientemente del lugar geográfico en el que desempeñemos nuestra labor profesional y empresarial, las mujeres tenemos anhelos y objetivos comunes que nos unen y nos fortalecen”.

“Sin lugar a dudas”, explica María Valencia, “ha sido para nosotras una inyección de ánimo y moral la acogida que hemos tenido en Pontevedra, donde las participantes han mostrado un gran interés y una gran ilusión por participar de una iniciativa que ven como algo muy positivo para lograr algo a lo que ellas también aspiran: la visibilización de las empresarias y profesionales y el trabajo en conjunto en favor de un concepto de profesionalidad en femenino”.

“En esta ocasión”, subraya la vicepresidenta de Mujeres Imparables, “hemos tenido la oportunidad de reunirnos con un gran grupo de empresarias y profesionales, agentes influyentes de la zona”. “Mujeres conocedoras de lo que pretende este proyecto, que han valorado muy positivamente y que, sin lugar a dudas, se van a convertir a partir de ahora en excelentes embajadoras para que Mujeres Imparables siga creciendo en favor del bien común”.

“De hecho”, destaca María Valencia, “seguimos creciendo en la red y ya somos 430 las personas que compartimos este proyecto a través de Likendin”.

“Lo más importante, y de eso ha quedado constancia en este encuentro en tierras gallegas, es que todas compartimos preocupaciones relacionadas con las numerosas desigualdades que sufrimos las mujeres en materia salarial o a la hora de acceder a puestos de responsabilidad en cada uno de los ámbitos, especialmente en el empresarial y profesional”.

ei35_08_2

“Por eso”, añade, “todas tenemos claro que debemos seguir trabajando para que, de una vez por todas, se produzca esa visibilización de las mujeres y que se ponga en valor y reconozca su profesionalidad”.

“Las mujeres”, puntualiza, “tenemos que tener la libertad y el reconocimiento necesario tanto si queremos ser amas de casa, empresarias o profesionales”.

RESPALDO INSTITUCIONAL

Por otra parte, la vicepresidenta de Mujeres Imparables pone el acento en el gran respaldo que el proyecto Mujeres Imparables ha tenido por parte de las instituciones gallegas desde que se pusiera en marcha la organización de este encuentro y, “lo que es más de destacar”, a lo largo del mismo.

Nos ha sorprendido gratamente que el apoyo institucional al proyecto no se haya reducido a la simple presentación, sino que los representantes de la Diputación de Pontevedra han ido más allá y han participado del encuentro, mostrando un enorme interés por cuanto se comentaba y trabajaba en el mismo.

En relación a los frutos que, más allá del propio encuentro, pueda generar este evento de cara al futuro, María Valencia apunta que, “además de favorecer una mayor participación de empresarias y profesionales, algo que es muy importante para un proyecto que se ‘alimenta’ de sinergias, también esperamos que, tal y como ya ha sucedido en Andalucía, favorezca la alianza entre empresas en busca de objetivos comunes y la posible creación de nuevas empresas”.

María Valencia, que subraya que “hemos comprobado que sorprende que haya sido en Cádiz, la provincia con uno de los niveles más altos de desempleo de toda España, donde se ha puesto en marcha este proyecto”, manifiesta que, “tengo constancia, porque he sido parte activa, que ya existe una empresa gallega que se ha puesto en contacto con otra de la provincia (Mis Catas) dedicada a las catas para compartir experiencias”. “No sé a dónde les llevará, pero el simple hecho de establecer contacto ya es muy positivo”, concluye.

Dejar respuesta