La Feria del Emprendimiento reúne en Barbate a 774 pequeños empresarios

Alumnos de 54 centros dan a conocer las 108 miniempresas creadas este curso 

0
725

 

CÁDIZ.- Un total de 2.700 estudiantes procedentes de 54 centros educativos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional (FP) de la provincia gaditana ha creado este curso escolar 108 mini-empresas a través del programa ‘Mini-empresas educativas’. Se trata de una iniciativa impulsada por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a través de Andalucía Emprende, y la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, para acercar el mundo de la empresa al aula e inculcar el desarrollo de habilidades emprendedoras en estudiantes de todas las edades, mediante formación teórica y práctica en materia empresarial.

En el marco de este programa formativo, el delegado territorial de Economía de Cádiz, José Manuel Miranda, y el alcalde de Barbate, Rafael Quirós, visitaron la Feria del Emprendimiento de la provincia gaditana, que tuvo lugar en la Lonja Vieja barbateña.

En dicho encuentro se dieron cita 744 estudiantes, procedentes de 29 centros educativos de todas las comarcas de la provincia, para exponer en ella las 38 mini-empresas que han constituido a lo largo del curso escolar y, así, poder poner a la venta en la Feria sus productos y servicios.

Estas Ferias son el broche final del programa ‘Mini-empresas educativas’, a través del cual los alumnos aprenden a crear un proyecto empresarial desde sus cimientos, contando para ello con el apoyo de los docentes de sus respectivos centros y también del personal técnico de Andalucía Emprende.

Con una metodología eminentemente práctica, aunque acompañada también por formación teórica en materia empresarial, las acciones contempladas en el programa ‘Mini-empresas Educativas’ inciden en aspectos vinculados con la imaginación, la creatividad, la responsabilidad, la organización, la identificación de ideas, la toma de decisiones, la comunicación y el trabajo en equipo, permitiendo que los más jóvenes aprendan, desde el principio, a materializar sus ideas en proyectos empresariales reales.

Así, constituyen ellos mismos los estatutos, deciden el nombre, crean el logotipo, elaboran un catálogo de productos, realizan el plan de empresa, buscan financiación, gestionan pedidos, intercambian productos con otras mini-empresas de otras regiones y países y, finalmente, los ponen a la venta en estas ‘Ferias de Emprendimiento’, para, luego, disolver sus empresas y repartir beneficios, destinando el 10% a una ONG.

Dejar respuesta