La flota almadrabera regresa con las redes ‘vacías’ de Malta

El sector pesquero gaditano no logra que sea atendida su petición de adelantar al año que viene el incremento de cuota previsto para 2017

0
498

CÁDIZ.- Aunque era un reto complicado, más aún cuando la propia Comisión Europea no había hecho suya la demanda del sector, los almadraberos de la provincia tenían la esperanza de que, atendiendo a los niveles de rcuperación de la especie, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) accediera a adelantar el incremento de la cuota de captura de 2017 al año que viene. No obstante, finalmente y para desgracia de un sector que lleva ya muchos años pagando excesos ajenos, dicha solicitud no ha sido atendida en el foro de Malta ni siquiera tratada.

De este modo y tal y como se estableció en 2014 con motivo de la reunión de l ICCAT en Génova, el incremento de la cuota de capturas para la flota española el año que viene será de un 19,5%, con lo que se dispondrá de un total de 3.524 toneladas para una nueva campaña del atún rojo del Atlántico Este y Mediterráneo que, para el conjunto de flotas, establece un tonelaje de 19.370.

“Lamentablemente”, señalaba Marta Crespo, gerente de la Asociación de Productos Pesqueros de Almadraba (OPP-51), tras la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, “nuestras previsiones no se han cumplido, ya que, tras la negativa de la Comisión Europea de presentar la propuesta de ampliación de cuota que demandábamos, confiábamos en que la misma iba a ser expuesta por países como Japón o Marruecos y no ha sido así”.

Al igual que defendiera Diego Crespo, presidente de la Asociación de Productos Pesqueros de Almadraba (OPP-51), antes de viajar a Malta, Marta Crespo destacó que, “pese a los enormes esfuerzos que venimos haciendo en favor de una especie que los estudios científicos indican que se ha recuperado, nuestros sacrificios no se están viendo recompensados”.

“Es obvio”, añadió Marta Crespo, “que hemos defendido dicho incremento porque somos conscientes de que el recurso lo permite, ya que de lo contrario, con una especie en peligro, en modo alguno elevaríamos tal solicitud”.

Así las cosas, la flota almadrabera gaditana (Conil de la Frontera, Tarifa, Zahara de los Atunes y Barbate) dispondrá de cara a la próxima campaña de captura con 120 toneladas más que en 2015, totalizando en torno a unas 900.

Una cuota que, con ser mayor que la del pasado año, sigue sin ser la solución esperada para un sector que, tal y como apuntara Diego Crespo, contará con el hándicap de que no podrá optar a comprar las cuotas de pesquerías como la vasca o la cántabra, ya que este año están obligadas a hacerlas efectivas sino las quieren perder.

Por otra parte, en esta nueva reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico se aprobó poner en marcha un plan de trabajo para que el comité científico realice una actualización de la evaluación del stock en 2016, en base a la actualización de los datos de capturas y de índices de abundancia, lo que proporcionará un mejor asesoramiento.

Esta actualización es de especial significación, ya que, en opinión del director general de Recursos Pesqueros del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, José Miguel Corvinos, va a permitir que en 2016 sea discutido de nuevo el nivel de TAC, lo que supondrá, una vez más, la oportunidad de incrementar las posibilidades de pesca para esta especie.

Por otra parte, se ha establecido la obligación del empleo del documento de capturas electrónico de atún rojo a partir del 1 de mayo de 2016, en sustitución del documento en formato papel. Esta nueva situación constituye otro importante avance en el control, reforzando las estrictas medidas de seguimiento de esta pesquería y su trazabilidad.

En otro orden de cosas, los miembros de ICCAT mostraron su preocupación ante la asignación a Gibraltar de una cuota de 10 toneladas de atún rojo para 2015.

Concretamente, se puso de manifiesto que esta asignación estaba al margen de la legalidad de ICCAT y del TAC establecido, lo que podría suponer un riesgo evidente para la recuperación del stock y situar a Gibraltar como responsable de actividades IUU.

Por este motivo, se va a enviar una carta a los gobiernos de Reino Unido y Gibraltar, solicitando información sobre las capturas de atún rojo y buques involucrados en esta pesquería, con el objeto de poder determinar las medidas necesarias para revertir esta situación.

Finalmente, por lo que se refiere a la decisión de Turquía de auto asignarse una cuota superior a la que le corresponde, a pesar de que desde el punto de vista de la ICCAT eso es posible, la Comisión consideró que no se podía validar el plan de pesca propuesto, lo que supone un serio hándicap para que Turquía pueda comercializar esas capturas adicionales.

Es de esperar que estas medidas hagan recapacitar a las autoridades turcas para que vuelvan a la cuota que les corresponde.

Dejar respuesta