La provincia mueve 6.000 millones en ‘negro’

0
691

N24_P12

Hasta el 29,3% del Producto Interior Bruto de la provincia representa la economía sumergida que ha detectado el estudio elaborado por la CEC

J.M.R.

Según la OCDE, se entiende por economía sumergida o irregular “todas las actividades que son productivas y relativamente legales, pero que son escondidas deliberadamente a las autoridades públicas para evitar el pago de impuestos y de seguridad social, así como el cumplimiento de ciertas regulaciones”.

Un fenómeno que ha sido objeto reciente de estudio por parte de la Confederación de Empresarios de Cádiz y que, atendiendo al informe de GESTHA, en la provincia asciende al 29,3% de su producto interior bruto, algo superior a la media andaluza, que se sitúa en el 29,2%, lo que, traducido en millones, suponen 40.500.

Así, según expone el citado estudio, “se pone de manifiesto la falta de concienciación social que rechace de manera rotunda este tipo de prácticas irregulares que generan el fraude fiscal”, subrayando que en la última década la economía irregular en nuestra provincia se vio incrementada en más de un 40% según las estimaciones realizadas.

Concretamente, se detecta que “desde el año 2008 el IVA, el Impuesto sobre Sociedades, así como el IRPF han visto una minoración importante en su recaudación, motivada no sólo por la crisis económica, que ha destruido un importante número de empresas en la provincia, las cuales juegan un papel prioritario tanto de manera directa, como indirecta en la recaudación de estos tributos, sino además por la propia economía irregular que durante este período evolucionó de manera inversa con un incremento de más de 5 puntos”.

N24_P12_2

“Estas figuras tributarias”, añade, “son especialmente sensibles a la economía irregular. De este modo, podemos concretar en el caso del IVA que la recaudación media del periodo 2008-2012 se minoró en más de un 10% en comparación con la recaudación media obtenida durante el período correspondiente a los años 2004-2007, a pesar de haberse producido varias reformas al alza de los tipos impositivos que gravan las venta de bienes y prestación de servicios”.

En la última década estas prácticas  se incrementaron en un 40%

“En relación al Impuesto sobre sociedades, y comparando las recaudaciones de los ejercicios 2006 y 2007 con las últimas habidas en los años 2011 y 2012”, manifiesta que, “podemos advertir que, por un lado, se ha producido una minoración en la recaudación que supera el 70%, motivado en gran parte, como ya se ha indicado anteriormente, por la grave crisis económica y, por otro lado, ello también es debido a la incidencia que en la recaudación tiene la economía irregular, cuyas prácticas implican una competencia desleal hacia el tejido empresarial, el cual se ha visto forzado a bajar los precios de venta para mantener clientela, y apenas cubrir los gastos de la explotación, o incluso en el peor de los casos, a proceder a la liquidación y cierre de las empresas”.

La CEC denuncia que “ha perjudicado al empleo y a las empresas”

De este fenómeno de la actividad irregular, el estudio de la CEC señala que “los principales afectados por la economía informal o irregular son tanto los trabajadores, a los que seles merman sus derechos laborales, como las empresas, que se ven sometidas a la competencia desleal de aquellos que buscan aumentar su competitividad por la vía de ahorrar costes a través del incumplimiento de la normativa, la evasión de impuestos, y del pago de cotizaciones a la seguridad social”.

N24_P12_3

“Se puede asegurar que en Cádiz”, resalta la CEC, “como en cualquier otra provincia española, los comportamientos sociales, políticos o económicos son similares. No obstante, la provincia de Cádiz, según indican los estudios en la materia, se posiciona en lo que se refiere a la economía irregular 5 puntos por encima de la media española”.

Por otra parte, se destaca que, lógicamente, los efectos de la crisis económica han generado un notable incremento del número de desempleados, y por tanto de las tasas de desempleo en la provincia, favoreciendo estos factores el florecimiento de las prácticas irregulares que constituyen la economía irregular, informal o sumergida.

Así, “la tasa de actividad registrada en el primer trimestre del año 2015 en nuestra provincia alcanzaba el 57,55%, casi dos puntos por debajo de la media nacional, mientras que la tasa de desempleo se situaba en el 42,05%, con 245.700 personas desempleadas en la provincia. El segundo trimestre del año 2015”, recalca entre sus conclusiones el estudio, “ha mostrado una cierta mejoría con un descenso de casi 5 puntos de la tasa de desempleo, quedando establecida en un 37,32%, mientras que la tasa de actividad se sitúa en un 57,24%, 2 puntos por debajo de la autonómica y nacional. Es significativo el dato relativo a que tengamos una tasa de actividad por debajo de las registradas a nivel autonómico o nacional, donde los valores estimados de economía irregular, según los estudios y publicaciones referenciadas, son inferiores a los de la provincia de Cádiz”.

Dejar respuesta