Las cualidades más buscadas por las empresas

0
608

Víctor-Pacheco

Víctor pacheco

El Entrenador

En este artículo me voy a centrar en lo que, bajo mi punto de vista, son las cualidades más buscadas por las empresas, que si las potencias, te convertirás en un super-profesional al que no solo no le faltará trabajo sino que se pelearán por ti. Empecemos:

La implicación.

Las buenas empresas están locas por reclutar profesionales con actitud emprendedora y proactiva, dispuestos a implicarse al máximo, que piensan en la empresa como si fuese suya, que vienen a dejarse la piel, a aportar soluciones y mejoras. Si estás buscando trabajo y lo único que haces es enviar tu CV a las empresas, estarás actuando como la gran mayoría que pide un trabajo y no lo encuentra. La implicación se demuestra con hechos. Mi consejo, tanto si buscas trabajo como si estás pensando en cambiar, es el siguiente: elige tres empresas donde te gustaría trabajar y estúdialas a conciencia para conocerlas mejor que su propio dueño ¿y cómo lograr esto? Acércate a ellas y pregunta al personal, cómo se sienten, que problemas perciben (puedes decir que estás haciendo un trabajo para un Master), haz de cliente misterioso y trata de buscar áreas de mejora. Cuando tengas suficiente información, prepara tu propuesta de valor donde tú eres parte de la solución. Luego tienes que trabajar tus contactos para llegar directamente hasta el gran jefe de forma que puedas presentarle tu propuesta, expresando tu predisposición incluso para trabajar 15 días sin cobrar a modo de prueba. Todo esto supone un gran esfuerzo por tu parte y puede llevarte varios meses, pero te aseguro que las 6 personas que entrené con esta estrategia consiguieron el trabajo que querían.

La ambición.

Muchas personas se acaban acomodando en su puesto de trabajo, se hacen conformistas y pierden, sin darse cuenta, todo su valor profesional. Una excusa muy típica es que en su empresa es imposible subir de puesto, bien porque es pequeña o bien porque ya están ocupados por otras personas y por lo tanto para qué van a realizar algún esfuerzo. Pero esta actitud es un error y hace que las personas se conviertan en prescindibles. Las mejores empresas quieren tener a los mejores profesionales en su campo, porque la calidad de las empresas se mide por la calidad de sus profesionales. Esto significa que incluso si no puedes subir de categoría, no importa, siempre puedes ser el mejor profesional en tu puesto, sea lo que sea. Un camarero que ame su profesión y que quiera ser el mejor camarero del mundo, te aseguro que no le faltará trabajo, por muchos camareros que haya. Esta actitud y ambición te hace diferente al resto y multiplica tu valor profesional.

Liderazgo.

E aquí la madre del cordero. La cualidad más difícil de encontrar. Si estás dudando entre un MBA y un programa de liderazgo mi respuesta es fácil, desarrolla tu liderazgo. La mayoría de las empresas no progresan por falta de liderazgo, tanto en la dirección como en los mandos intermedios, que son los principales responsables de la motivación de sus profesionales. Un buen líder es aquella persona capaz de liderarse a sí misma primero. Si me preguntas cuál es la forma más eficaz de desarrollar el liderazgo también lo tengo claro, el coaching. Si vas a una formación tienes que adaptarte a un programa preestablecido que no tiene en cuenta tu punto de partida. El coaching es un programa personalizado, que trabaja contigo y para ti, y que no está centrado en obtener un título sino en desarrollar habilidades que vas a ser capaz de transmitir y mostrar. Esto es todo por hoy. Abrazo fuerte 😉

Dejar respuesta