Los regadíos buscan el antídoto al ‘tarifazo’

0
784
Imágenes de cultivos de la zona de La Janda/Foto: J.M.
Imágenes de cultivos de la zona de La Janda/Foto: J.M.
Imágenes de cultivos de la zona de La Janda/Foto: J.M.
Imágenes de cultivos de la zona de La Janda/Foto: J.M.

Las comunidades de regantes estudian adherirse a la central de compras de Feragua para ahorrar un 10% en la factura

Redacción/J.M.

BENALUP– Las comunidades de regantes con influencia en la comarca de La Janda y, por extensión, cuantas existen en la provincia de Cádiz sopesan la posibilidad de adherirse a la central de compras de energía eléctrica que ha impulsado Feragua y la comercializadora Energía Plus como antídoto al ‘tarifazo’ que sufre el regadío gaditano y andaluz desde 2013 y a los continuos incrementos que se han venido produciendo en las facturas desde que, en 2008, se produjese la liberalización del sector eléctrico.

Las ventajas son claras, ya que, según ha informado el secretario general de Feragua, Pedro Parias, en el seno de la ‘Jornada sobre Sostenibilidad Ambiental en el Regadío’ celebrada en Benalup, en la actualidad son más de 70.000 hectáreas de 15 comunidades de regantes andaluzas las que pertenecen a esta central. Una participación que les ha proporcionado un ahorro total superior a los 140.000 euros en unos seis meses de campaña.

“Unos resultados”, ha manifestado Pedro Parias, “que son toda una invitación a los regantes gaditanos para que se sumen a este gran esfuerzo conjunto del regadío andaluz de cara a conseguir mejores precios en el mercado eléctrico”.

Concretamente, según ha resaltado el máximo responsable de desarrollo de negocio de Energía Plus, Manuel Raigada, “los regantes gaditanos podrán obtener ahorros de más del 10% con respecto al precio fijo cuando se sumen a la central de compras de ámbito andaluz”.

Asimismo, Manuel Raigada ha estimado en más de 300.000 euros anuales el ahorro total que podría obtener el regadío de la provincia con la incorporación a esta iniciativa liderada por Feragua. Un abaratamiento en los costes de energía eléctrica que, en el conjunto del regadío andaluz, se elevaría a más de dos millones al año.

IMG_4530webPor otra parte, desde el convencimiento del sólido binomio energía/agua, los regantes andaluces han solicitado a las administraciones competentes un plan global para combatir el aumento del peso de los costes eléctricos dentro de la factura global soportada por los regantes.

De forma específica, el secretario general de Feragua ha solicitado incentivos para el fomento de las energías renovables en el regadío, y ha expresado la “satisfacción, solo a medias”, del regadío andaluz con las medidas anunciadas por el Gobierno. “Son medidas”, ha subrayado, “que supondrán una bonificación de unos 55 millones de euros a nivel nacional frente a los más de 100 que supuso el tarifazo de 2013 y frente a la subida del más del 100% que llevamos soportada desde 2008, cuando la liberalización del mercado eléctrico español supuso la desaparición del régimen especial de tarifas para el regadío”. “Se trata por tanto”, ha remarcado, “de unas medidas adecuadas, pero completamente insuficientes frente a la magnitud del problema que tenemos”.

Por ello, y además del incentivo a la implantación de instalaciones generadoras de energías renovables, Pedro Parias ha solicitado otras medidas como IVA reducido, contrato flexible y adaptado al consumo, y otras medidas fiscales que beneficien a todos los regantes y no solo a los agricultores que tributan por módulos. En definitiva, un conjunto de medidas que proporcione ‘aire’ a un sector muy castigado.

 

Los elevados precios de la electricidad estrangulan el proceso modernizador

BENALUP.- En medio de un ambicioso proceso de modernización de los sistemas de riego que ha implicado una inversión a nivel andaluz superior a los 2.000 millones de euros (más de 1.000 sufragados por las administraciones y el resto por los propios regantes); el sector se encuentra en una encrucijada inimaginable al inicio de dicho proceso. Y es que, debido a las constantes subidas de las tarifas eléctricas y, en especial, al tarifazo del pasado año, la modernización de las instalaciones, lejos de ser una ayuda, se ha convertido en un lastre, ya que permite ahorrar agua pero a un coste eléctrico muy superior al previsto en un principio. Una realidad que, según han denunciado algunos colectivos de regantes andaluces y de la provincia, ha llevado a no pocos agricultores a dejar sin uso el sistema ya modernizado y optar por el antiguo.

Además, a los altos costes de los consumos eléctricos, un elevado número de regantes soportan el pago de los créditos bancarios que han tenido que solicitar a lo largo de estos años para modernizar sus instalaciones, con inversiones medias muy elevadas.
En definitiva, la pescadilla que se muerde la cola y que ha colocado a los regantes en una situación muy crítica, casi de supervivencia para seguir adelante con su actividad.

Todo ello, tal y como han puesto de relieve numerosos colectivos agrarios de la provincia y regionales, en mitad de uno los peores escenarios de los últimos tiempos para el campo en general. Con precios muy bajos en la venta de sus productos, que prácticamente ni llegan para cubrir los costes de producción de las cosechas.

Señalar que a Feragua (Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía) se encuentran asociadas los colectivos provinciales Ingeniero Eugenio Olid, Los Sotilllos y Margen Izquierdo Bajo Guadalete.

Dejar respuesta