Mapa y territorio

0
555

Jose-Luis-Ayala

J. Luis Ayala

Terapeuta

Una de las piedras angulares del enfoque al lenguaje de la Programación Neurolingüística consiste en el principio de que el mapa no es el territorio.

Esto es la distinción fundamental entre nuestro mapa del mundo y el propio mundo, o sea viene a decir que la percepción que tenemos de lo que pasa (mapa) no siempre coincide con lo que realmente está pasando (territorio) alrededor sino que así es como lo percibimos.

Esto es algo que podemos constatar en nuestra vida cotidiana, todos hemos vivido alguna situación en que varias personas han compartido una misma experiencia y cada uno saca distintas conclusiones, en ocasiones diametralmente opuestas, siendo este proceso a veces el causante de grandes conflictos, pues a partir de estos mapas internos que hemos ido creando sobre nuestra interpretación de la realidad desarrollaremos nuestro comportamiento, llegando en ocasiones a determinar nuestra realidad más esos mapas internos que nuestra propia realidad.

En PNL defendemos que la diferencia entre quienes responden eficazmente al mundo que les rodea y quienes lo hacen deficientemente esta, en gran medida, en función de su modelo interno del mundo. Las personas que responden creativamente y se las arreglan con eficacia son las que poseen una representación o un modelo ricos de su situación, en la que perciben un amplio abanico de posibilidades donde elegir su acción, a lo largo de mi experiencia trabajando con personas he constatado la importancia de este concepto en el mundo actual, vivimos en un mundo cambiante, a una velocidad nunca conocida antes por el ser humano.

Las personas que son ineficaces creen tener pocas posibilidades donde elegir su acción, y normalmente esas posibilidades no son muy atractivas.

Cuando una persona a través de un proceso terapéutico con PNL amplía sus mapas internos, su abanico de acciones se verá aumentado de forma considerable con lo cual cambiará su percepción del mundo y su relación con este.

La distinción entre mapa y territorio implica que nuestros modelos mentales de la realidad determinan, más que la propia realidad, el modo en que actuaremos.

Por consiguiente podríamos decir que es importante seguir expandiendo sin cesar nuestros mapas del mundo, ya que el día que dejemos de hacerlo dejaremos de crecer, dejaremos de ser…

Dejar respuesta