“Más de 6.000 instalaciones funcionan con nuestros sistemas”

0
904
Ernesto Romero muestra en un gran plasma los últimos avances en materia de cámaras de seguridad. Foto: JC Sánchez
Ernesto Romero muestra en un gran plasma los últimos avances en materia de cámaras de seguridad. Foto: JC Sánchez
Ernesto Romero muestra en un gran plasma los últimos avances en materia de cámaras de seguridad. Foto: JC Sánchez
Ernesto Romero muestra en un gran plasma los últimos avances en materia de cámaras de seguridad. Foto: JC Sánchez

ERNESTO ROMERO

Gerente de Protelec

En pleno proceso de expansión de sus servicios, Protelec fía gran parte de su éxito a la alta cualificación del personal con el que cuenta en las distintas áreas

J.M.R.

CÁDIZ.- Hablamos de una empresa con una sólida implantación en el sector y, por tanto, una larga trayectoria, ¿cómo ha cambiado la empresa a lo largo de todo este tiempo y cómo le ha afectado la crisis económica?
Así es, Protelec lleva tres décadas implantada en la zona. Eso nos enorgullece, porque muchos particulares, instituciones y empresas han confiado en nosotros. Tanto es así que más de 6.000 instalaciones funcionan con nuestros sistemas, tanto en la provincia y la Bahía como en otras zonas de Andalucía e incluso en el resto de España.

En cuanto a los cambios, cuando me hice cargo de la empresa, una de las primeras apuestas fue buscar un perfil técnico, comercial y administrativo específico, que se incorporase ya con una formación muy sólida. Comenzamos a trabajar con la Junta, en los colegios, y el primer año facturamos un 40% más que el anterior y nuestra plantilla creció en el mismo porcentaje. Han variado el cambio de mentalidad empresarial y las posibilidades de profesionalización y ampliación de los servicios que llegaron con las nuevas instalaciones. Homologamos nuestros servicios en materia de recargas y pruebas hidráulicas de extintores, ampliamos y mejoramos técnicamente nuestra Central de Alarmas; y nuestro nuevo equipo de ingenieros, especializado en cada rama de la seguridad, comenzó a trabajar en proyectos de seguridad integral cada vez más complejos, como el mantenimiento de los sistemas de protección contra incendios del Aeropuerto de Jerez o la célebre destilería Rives, entre otros.

En cuanto a la crisis, como a todas las empresas, nos está afectando. En nuestro caso, porque durante una época trabajamos mucho con constructoras y sufrimos importantes impagos. Menos clientes, más impagos y menos nuevos clientes.

Sin embargo, hemos combatido esa situación adaptando nuestra estructura, con más especialización y nuevos nichos de mercado.

En materia de seguridad, ¿en qué ha cambiado ese concepto (seguridad) desde que naciera Protelec?

En realidad, el concepto de seguridad privada cambió radicalmente con la Ley 23/92 de Seguridad Privada. Antes, se instalaban alarmas con un cierto criterio electrotécnico, para que funcionasen. Sin embargo, a partir de la Ley, y sobre todo de su Reglamento en 1994, las cosas están mucho más claras y reguladas. Es para nosotros una normativa de obligado cumplimiento, pero también una excelente garantía para los clientes de las empresas de seguridad.

Por supuesto, ha cambiado la alta tecnología que ahora se aplica y, sobre todo, las comunicaciones y el abaratamiento de los elementos. Cuando se universaliza un servicio y se utilizan sistemas compatibles, todo se abarata. Antes, era costosísimo, muy laborioso y caro de mantener, por ejemplo, un sistema de seguridad de un huerto solar. Ahora, eso está absolutamente superado con las nuevas tecnologías.

¿Cuáles son ahora las necesidades de los clientes de Protelec y a qué perfil responden?
El nuevo cliente requiere no una simple alarma, aunque también los hay; sino un sistema de seguridad altamente tecnológico para espacios con requerimientos muy concretos y a veces muy complejos. En ese sentido, y dado que nuestro valor diferencial es la especialización de nuestros ingenieros y técnicos, nos adaptamos muy bien a demandas específicas tanto de seguridad como de contraincendios. Somos sastres y sastres hay muy pocos. Podemos tener un centenar de instalaciones con los mismos elementos pero absolutamente distintas porque dependen de distintos requerimientos. Hay clientes a los que les preocupa lo que hay dentro de sus instalaciones; a otros, lo que hay fuera; y a unos terceros, quién entra en cada momento y dónde. Esas necesidades se traducen en servicios y dispositivos distintos que conocemos a la perfección y que estamos en disposición de instalar a medida.

Parte del éxito de Protelec es la permanente preocupación por la innovación para dar respuesta a los clientes más exigentes ¿en qué línea se ha avanzado en materia de innovación y qué proyectos son bandera de la empresa en esta materia (expansión)?
Todos nuestros proyectos son bandera para nosotros. Cada nueva instalación es un reto; porque entre una y otra, nacen nuevos productos. Nuestros técnicos están atentos y los fabricantes, como saben que hacemos instalaciones muy innovadoras, nos traen sus nuevos productos para probarlos. A modo de ejemplo, nosotros instalamos en un huerto solar las primeras cámaras térmicas, de uso privado, de España. El fabricante es americano, pero la ingeniería es israelí; así que cuando hicimos las pruebas, vinieron desde Estados Unidos e Israel con nuestro proveedor y nuestros ingenieros para comprobar cómo se comportaba esa tecnología en una instalación real. Esas cámaras ven calor, a unos 500 metros, como las que funcionan en el Estrecho. Es un sistema muy completo que detecta temperaturas entre 20º y 400º centígrados, localizando escapes de fluido a muy alta temperatura.
La innovación va de la mano de personal de alta cualificación, ¿cuál es el perfil del nuevo trabajador de Protelec? ¿existen programas de formación y hacia dónde van?
Para nosotros es esencial. Contamos con tres ingenieros especializados en tres campos distintos, además de una docena de técnicos que combinan experiencia y juventud y que están constantemente formándose e investigando. Además, tenemos un acuerdo de prácticas formativas anuales con varios centros públicos que imparte FP de las materias de nuestro sector. Es un compromiso de responsabilidad social corporativo que dura ya una década, que nos nutre de savia joven; y que permite a estos jóvenes conocer el trabajo real. Además, ocasionalmente ofrecemos cursos muy específicos, como el que hace unos meses impartió nuestro especialista al personal operativo del Aeropuerto de Jerez.

¿Qué retos tiene la empresa, nuevas líneas de desarrollo o ampliación de su mercado?
Aún vivimos tiempos difíciles donde el factor precio sigue siendo importante, aunque no decisivo. Sin embargo, nuestra especialización, la solución técnica que aportamos, el esmerado trato personalizado y nuestro servicio técnico posventa le están ganando poco a poco a ese factor precio.
En cuanto a las nuevas líneas de mercado, estamos centrados en los sistemas de alta seguridad (grado-3), obligatorios según la normativa vigente para establecimientos como gasolineras, joyerías, administraciones de loterías, etc. A su vez, cada vez son más las empresas que requieren más seguridad, tanto interna como externa, y más integrada; para poder gestionar todos los sistemas en una misma plataforma, vinculada a las nuevas tecnologías y los smarphones. Hablamos de seguridad integral: alarmas de robo, protección contra incendios, videovigilancia, control de accesos de personas y vehículos, de flotas, etc. Los parkings públicos y privados, en los que estamos muy especializados, son un buen ejemplo.
El reto, al final, está en demostrar a los usuarios la eficacia de actualizar e integrar sus sistemas de seguridad, aprovechando el tirón de las nuevas tecnologías, capaces de gestionar todo un sistema de alta seguridad, incluso, desde un teléfono móvil, sin perder seguridad.

Dejar respuesta