Aunque ya es un hecho indiscutible, cierto, que el proyecto Mujeres Imparables, una iniciativa con ADN gaditano, se ha convertido en los últimos meses en un referente de la mujer empresaria y profesional; el encuentro celebrado en tierras gallegas ha venido a confirmar la validez y el acierto de una decidida apuesta por la visibilización de la mujer a través de la red.

Una realidad que se pudo constantar en el Museo de Pontevedra, sede del III Encuentro de Mujeres Imparables, un evento organizado por el Consejo Provincial del Servicio de Igualdad y Mujeres Imparables en el que se dieron cita en torno a medio centenar de empresarias y profesionales de diferentes sectores.

El propósito de este tercer encuentro, cabe recordar que las dos primeras ediciones se celebraron en Jerez de la Frontera y Sevilla, fue dar visibilidad a la dirección de las profesionales, crear sinergias y establecer nuevas formas de cooperación. Relaciones profesionales no solo entre las mujeres, sino también entre iniciativas de hombres y mujeres líderes de diferentes ámbitos y sectores pero con los mismos valores y actitudes.
Concretamente, este encuentro en tierras gallegas contó en su desarrollo con dos foros, el primero bajo el título de ‘Storytelling Mujeres imparable’.

En este foro, las impulsoras de este innovador proyecto, Lola Rueda, Eva Caravaca, Inés García y María Valencia, desglosaron los pormenores de una iniciativa que tiene como gran objetivo la visibilización de la mujer empresarial y profesional. Una ponencia que, según destacó la vicepresidenta de Mujeres Imparables, María Valencia, “suscitó un gran interés por parte de las asistentes”.

ei35_06_2

Seguidamente, la directora de los Centros de la Agencia de Innovación de la Xunta de Galicia, Sonia Pazos, ofreció la conferencia ‘Intraprenurial: a ornot ser’, mientras que la periodista y actriz Nieves Rodríguez protagonizó una bajo el título ‘No beber menta’.

El segundo foro se inició con la ponencia ‘La vida es demasiado corta para trabajar triste’, a cargo de la fundadora de ‘Emotivación’ y entrenadora profesional, Patricia Rodríguez.

Seguidamente, la periodista y consultora de comunicaciones Carla Reyes Uschinsky ofreció la conferencia titulada ‘La pertenencia a un grupo como un apoyo al desarrollo profesional’.
‘Gestión de museos / para / con todas las personas’, a cargo de la gerente de la Red de Museos de Lugo, Encarna Lago, fue el título de la última ponencia de este III Encuentro de Mujeres Imparables en tierras gallegas.

Cabe destacar que, tal y como era uno de los objetivos de esta actividad, a lo largo de la misma las empresarias y profesionales presentes tuvieron la oportunidad de estrechar lazos a través del conocimiento de las distintas profesiones que ejercen y proyectos que desarrollan.

Unas relaciones que tendrán su continuidad en las redes y que, además de servir para visibilizar la actividad de las distintas empresarias y profesionales, podrán, tal y como ya ha sucedido a nivel Cádiz y Andalucía, traducirse en el necesario fortalecimiento de los distintos proyectos ya existentes o en la creación de nuevas empresas y de futuras alianzas.

EL PERFIL: Un gran peso del mundo rural

Esta es la primera vez que el encuentro de Mujeres Imparables, en su tercera edición (Jerez de la Frontera y Sevilla acogieron las ediciones anteriores), ha cruzado las fronteras gaditanas y andaluzas para desarrollarse en una comunidad que, al menos en lo geográfico, se localiza en el polo más extremo de donde partió este innovador proyecto.

No obstante, tal y como apuntó la vicepresidenta de la asociación Mujeres Imparables, María Valencia, “es un hecho que las mujeres andaluzas y gallegas compartimos los mismos anhelos en materia de igualdad y visibilización y que, además, en esta tierra, al igual de como ocurre en la nuestra, existe una gran proporción de mujeres trabajando en el mundo rural”.

De hecho, según los últimos informes, la presencia de la mujer gallega en el entorno rural es, si cabe, más numerosa, en torno al 45%. En su mayor parte ligada al desarrollo de actividades ligadas a la agricultura y la ganadería.

Un escenario, por tanto, idóneo para que el proyecto a través de la red de Mujeres Imparables se convierta en ese aliciente para el desarrollo de iniciativas empresariales que puedan generar sinergias no solo en dicho territorio sino también entre zonas tan alejadas en lo geográfico como las propias Galicia y Andalucía.

Dejar respuesta