Navantia lanza sus ‘redes’ en la floreciente marina india

0
953

13

Redacción

En alianza con la factoría india ‘Larsen & Toubro Limited’, Navantia se ha lanzado a la conquista de un nuevo mercado, el indio. El objetivo no es otro que lograr la oferta lanzada por el gobierno indio para la compra de cuatro megabuques anfibios y otras tantas lanchas de desembarco.

La naviera española ya se encuentra en la fase final, la denominada lista corta en la industria naval, compitiendo en este tramo decisivo con con el consorcio formado por la DCNS francesa y el astillero indio Pipavav y con la británica Alion junto con el mayor astillero privado del país, ABG Shipyard.

De cara a esta fase para la adjudicación de dicha compra, Navantia y Larsen & Toubro Limited’ ya han presentado su oferta técnica y económica para un concurso, que podría resolverse en torno al verano aunque por el momento no hay una fecha cerrada.

Cabe resaltar que, desde 2007, Navantia, que en aquella ocasión ganó un concurso para la fabricación de los dos megabuques australianos, no no ha vuelto a cerrar un encargo militar para la exportación que suponga carga de trabajo para los astilleros españoles.

Cabe recordar que recientemente, coincidiendo con la feria de defensa IDEF-2015 en Estambul, el astillero turco SEDEF firmó el contrato con la Subsecretaría de Industrias de Defensa turca (SSM) para el diseño y construcción de un buque de desembarco anfibio LPD para la Marina Turca, en el que Navantia participa como socio tecnológico.

Mediante dicho acuerdo, Navantia proporcionará a SEDEF, para su construcción local, el diseño, transferencia de tecnología, equipos y asistencia técnica. El diseño está basado en el LHD “Juan Carlos I” adaptado a las necesidades de la

Marina turca, con la gran ventaja de ser un diseño probado y que ha demostrado sus magníficas prestaciones desde su entrega.

Los equipos que suministra Navantia son los diésel generadores que serán fabricados en Navantia y el Sistema Integrado de Control de Plataforma.

La adjudicación del contrato se anunció el 27 de diciembre de 2013 y tras año y medio de negociaciones se ha alcanzado el hito de la firma. La entrega del buque está prevista en el año 2021.

Se estima que este contrato dotará a los astilleros, la Fábrica de Motores y Navantia Sistemas de unas 900.000 horas de trabajo.

Navantia también tiene un contrato de dos buques similares para la Marina australiana, de los cuales se ha entregado el primero en octubre de 2014 y se está finalizando el segundo en Australia para ser entregado en el último cuarto de 2015.

Dejar respuesta