“Nuestra obsesión es el empleo y vamos a ejercer el liderazgo que sea necesario”

Irene García Presidenta de la Diputación Provincial de Cádiz

0
582

“Los diputados están trabajando a pleno rendimiento para buscar la información y los recursos necesarios para que a principios de septiembre podamos anunciar el plan de empleo urgente comprometido”. “La provincia debe apostar por su singularidad y valores” 

Diálogo, consenso, lealtad, unidad, trabajo, atención urgente a quienes peor lo están pasando y, sobre todo, una firme, infinita, convicción en las posibilidades de futuro de la provincia y, en concreto, de la Sierra marcan, con trazo grueso, el perfil de la gestión que Irene García acaba de poner en marcha en la Diputación Provincial. Una institución en la que, “frente a lo que pregonan algunos agoreros”, cree “firmemente” y a la que compromete para liderar un nuevo tiempo en el que asegura se deben “sentar las bases” de un futuro de empleo y riqueza en el que jugará un papel fundamental esa enorme herramienta que será la Inversión Territorial Integrada (ITI).

Usted ha tenido la oportunidad de conocer en profundidad la realidad de la sierra, una comarca en la que, por otra parte, su partido ha logrado 13 alcaldías, ¿qué percepción tiene de ella?
Sobre todo y mirando al futuro, la sierra es un territorio de oportunidades, algunas ya consolidadas y otras por consolidar. Oportunidades por las que vamos a apostar para lograr lo que es nuestra verdadera obsesión, la creación de empleo. Por tanto, hay que lanzar un mensaje de futuro en positivo, pero, obviamente, teniendo claro que hay mucho trabajo por delante y que, sobre todo, entre todos debemos articular un plan estratégico de qué queremos y cómo lograrlo.

De lo que no cabe duda es que estamos frente a un tiempo nuevo, con caras nuevas que invitan a ser optimistas.

Además, a diferencia de otras comarcas, ese mejor futuro de la sierra al que aludo debe ser inmediato, unido a sus reconocidos valores gastronómicos, naturales, artesanales, agrícolas, marroquineros, etc. propios de una tierra que ya es marca.

Habla usted, así lo hizo en su investidura, de obsesión por la generación de empleo y de la puesta en marcha de un plan urgente, ¿qué perfil va a tener y cuándo se va a impulsar?
Así es. Nuestra prioridad y la de los alcaldes, en especial de los pequeños municipios, es la de prestar atención a quienes peor lo están pasando y, por tanto, tengo a los diputados trabajando al cien por cien para lograr la imagen más exacta de la realidad y de los recursos con los que contamos para que, como es nuestro compromiso, poner en marcha un plan de choque de empleo que irá de la mano de un plan de auxilio municipal. Plan este, en el que trabajamos de la mano de los servicios sociales, que son los que de verdad conocen la realidad, al igual que los alcaldes, que son los que se llevan las ‘bofetadas’.

Por lo que a los plazos se refiere, quiero anunciarlo en septiembre.

¿Será este el único plan de empleo que impulsen?
En modo alguno. Primero hablamos de un plan de choque muy necesario, urgente, pero también debemos pensar a medio y largo plazo a través de una planificación estratégica. Para ello va a ser fundamental la inversión millonaria y extraordinaria que va a tener la provincia a través de la ITI.

Pero quiero ser crítica y decir que no podemos hacer lo mismo que hemos venido haciendo y que, por tanto, debemos asumir la enorme responsabilidad para que esos fondos se utilicen bien y que cuando pase el marco de ejecución, que pasará, no entremos de nuevo en el lamento y hayamos sido capaces de haber creado músculo empresarial, dando apoyo a los emprendedores, cooperativas, etc.

Debemos ser capaces de introducir elementos nuevos de conocimiento, investigación para ir más allá de cara a un futuro de desarrollo.

No obstante, ese desarrollo no solo va a depender de la intención de Diputación.

Obviamente, y para ello va a ser muy importante que apostemos de una forma clara por el diálogo, por lo que nos une y preocupa para que entre todos, administraciones y colectivos, seamos capaces de, desde esa necesaria estrategia planificada, plantear y desarrollar el mejor futuro para la provincia.

Además, resulta obvio que para, en este caso, determinar las actuaciones a impulsar en la sierra, la Diputación va a asumir el liderazgo pero también va a contar plenamente con los ayuntamientos, ya que ellos son los que de verdad conocen la realidad de sus poblaciones y de la comarca, lo que nos ayudará a ser más eficaces.

Entiendo entonces que, a diferencia de lo que en el anterior ejercicio se apuntaba, aboga por consensuar las acciones entre las administraciones.
Sin duda. Creo que, debido a ese carácter extraordinario y casi único de la ITI, hay que sumar en favor, primero, de la concreción de la estrategia a desarrollar y de su ejecución.

Uno de los grandes sectores de la sierra es el campo, ¿qué planes tiene en esta materia la Diputación?
Creo que el camino a seguir es el que ha marcado la Junta estos años, apoyando la modernización del sector. Una apuesta que debe tener su continuidad, también a través de la ITI, nuevos conceptos de innovación en favor del campo.

Nosotros vamos a apoyar ese proceso que afecta a algo en lo que creemos de cara a la generación de empleo y que no es otra cosa que el sector primario, del que la sierra es uno de los grandes referentes.

Por ello, en la misma línea, vamos a apoyar al sector ganadero de la comarca, generador de productos de gran valor y singularidad, quesos, chacinas, etc.

¿Y en materia turística?
En este ámbito, la sierra tiene un potencial enorme, de los mayores de la provincia, con un entorno que se tiene que ver no como una limitación, sino como un elemento muy positivo. Una riqueza que es fruto de su diversidad y, por ello, lejos de competir, lo acertado y por lo que apostamos es por potenciar la singularidad del destino.

Las empresas turísticas de la comarca han actuado todo este tiempo de crisis como quijotes y nuestra intención es favorecer su desarrollo porque, al final, quienes crean empleo son las empresas.

Aunque el tiempo transcurrido aún es corto, ¿qué tal ha sido la acogida de los ayuntamientos de la sierra?
Creo que buena, porque han entendido que, como se ha visto con la puesta en marcha del Consejo de Alcaldías, tenemos la firme convicción de establecer un diálogo abierto y de igual a igual entre instituciones.
Aquí lo que importa son las personas, el empleo, el futuro de la provincia y de la sierra y, lejos de colores, en esa tarea vamos a estar con el resto de todas y cada una de las administraciones.

Dejar respuesta