Nueva inversión millonaria para los astilleros de Navantia

La factoría de Puerto Real construirá una subestación para el parque eólico de East Anglia One. Esta actuación dará trabajo a 350 trabajadores, con picos de hasta 600, durante dos años

0
586

Iberdrola ha adjudicado a Navantia Puerto Real un nuevo contrato, en esta ocasión valorado en casi 65 millones y que consiste en la construcción de la subestación del parque eólico marino East Anglia One, que desarrolla la energética en aguas inglesas y que contará con 714 megavatios (MW) de potencia.

Este nuevo contrato para los astilleros gaditanos de Navantia dará trabajo a 350 profesionales, con picos de hasta 600, durante los próximos dos años y le fue comunicado a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, por el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán.

Susana Díaz e Ignacio Galán coincididieron en destacar que, “gracias a su competitividad, calidad y buen hacer, Navantia ha conseguido esta nueva adjudicación”.

Asimismo, la presidenta de la Junta de Andalucía destacó la “oportunidad para generar empleo y diversificar la carga de trabajo de Navantia” que supone este nuevo contrato de Iberdrola.

Según los términos de la adjudicación, los astilleros de Navantia en Puerto Real se encargarán de la construcción de los diversos elementos que componen la nueva subestación, cuyo peso total superará las 7.700 toneladas.

El presidente de Iberdrola indicó que, “dada la consolidación de esta nueva línea de producción de Navantia, en el futuro se le podrían adjudicar nuevos pedidos para nuestros próximos proyectos de eólica marina en Reino Unido, Francia y Alemania”.

CUARTO CONTRATO DE IBERDROLA

El encargo supone el cuarto de Iberdrola a Navantia en dos años para suministrar diversas infraestructuras de los relevantes proyectos de eólica marina que la compañía está acometiendo en aguas europeas.

El importe global de las adjudicaciones a Navantia ronda los 350 millones de euros y ha permitido dar trabajo a 2.600 personas en Puerto Real, Fene y Avilés (Windar).

Además de este contrato, los astilleros gaditanos de Navantia se hicieron con otro para construir también la subestación marina del parque Wikinger que Iberdrola está desarrollando en el mar Báltico alemán, que fue entregada el pasado agosto y ya está instalada en su emplazamiento.

Esta obra de ingeniería, la subestación marina más grande desarrollada hasta la fecha en el mundo, se construyó exclusivamente en Puerto Real y también dio trabajo a cientos de empleados de los astilleros gaditanos.

Cabe destacar que East Anglia One será en 2020 (año en el que tiene previsto entrar en funcionamiento) uno de los mayores parques eólicos marinos del mundo gracias a una inversión de casi 3.000 millones de euros.

La instalación podrá atender el suministro de energía eléctrica de más de 500.000 hogares ingleses.

Este parque, el tercero de estas características que Iberdrola pondrá en marcha en el mundo, dispondrá de las mayores turbinas existentes hasta la fecha, de 7 MW de potencia unitaria.

Estas se incorporarán a unos aerogeneradores cuya altura total alcanza los 235 metros.
El parque eólico marino East Anglia One se ubicará a 85 kilómetros de tierra firme y ocupará una extensión de 300 kilómetros cuadrados.

Cabe señalar que, también con vistas al parque eólico marino East Anglia One, Iberdrola adjudicó a Navantia y Windar un contrato valorado en algo más de 120 millones de euros. El objeto, la construcción del sistema de cimentaciones sobre el que reposarán los futuros aerogeneradores y que se desarrollará en los astilleros de Fene (A Coruña).

Navantia e Indra ‘suman’ 80.000 horas de trabajo

Actualizarán el sistema de combate de una fragata indonesia

 El consorcio formado por Indra y Navantia se ha adjudicado la actualización del Sistema de Combate de la corbeta KRI-362 Malahayati de la Armada de Indonesia en un contrato cerrado con el astillero PT PAL por 18 millones de dólares o unos 15,7 millones de euros.

Ambas empresas trabajarán para ofrecer a la Armada de Indonesia la más avanzada tecnología de electrónica naval española.

Este importante proyecto se enmarca dentro del programa de Modernización de Vida Media (MLM) de esta corbeta de la clase Fatahillah, que fue encomendado al astillero militar indonesio PT PAL.

La actualización del Sistema de Combate comprende la renovación de sensores y de la dirección de tiro, integrando todo ello a través de un moderno sistema de gestión del combate.

Algunos de los sistemas más avanzados de ambas compañías para el sector naval, como son el sistema ESM RIGEL de defensa electrónica de Indra o la dirección de tiro DORNA y el sistema de gestión del combate CATIZ de Navantia, ganan con este contrato una nueva referencia que refuerza su posición en el mercado internacional.

La colaboración con el astillero militar de referencia de Indonesia PT PAL en este programa también abre nuevas perspectivas para el futuro.

Indra y Navantia han establecido en este destacado proyecto un modelo de negocio en el que ambas empresas suman sus fuerzas en sus áreas de mayor especialización.

Ambas compañías trabajan además conjuntamente en varios programas para la futura fragata F110 de la Armada Española así como en otras oportunidades enmarcadas en el mercado de la exportación.

Dejar respuesta