¿Por qué apostar por una estrategia de comunicación en 2016?

0
522

RU-MARQUEZ

RU MÁRQUEZ

Asesora en Comunicación 2.0, Imagen y Eventos

Cada empresa, cada entidad, da igual su tamaño o su sector, comunica. Cada gestión, cada actuación, cada acción, cada palabra, cada frase…comunica y en este entorno digital, todavía más.

Es decir, quizá no seamos nosotros los que publiquemos una información en Internet, pero sí alguien que asiste a un evento y decide subir a las redes sociales una foto, un comentario o sus impresiones sobre un acto nuestro o una acción concreta.

La posible salida de la crisis, la incertidumbre política, las nuevas relaciones institucionales o las redes sociales son algunos de los nuevos retos a los que hay que hacer frente. Y la mejor manera de hacerlo, la única quizás, es con una estrategia de comunicación bien definida y desarrollada en tiempo y forma.

Por ello, deberíamos plantearnos si es preciso invertir o, al menos, poner nuestro esfuerzo en establecer una línea de comunicación en nuestra empresa o entidad a través de una estrategia planificada. Veamos algunos motivos.

  1.  A pesar de la crisis e independientemente del paso de las empresas por este bache económico, es importante hacerle saber al mercado que estamos aquí, que nuestros productos y servicios no han perdido calidad y que incluso se han renovado.
  2. Una crisis de comunicación puede llegarle a cualquier empresa, en cualquier situación. Un ejemplo de ello y de una poca y eficaz gestión de crisis es la marca Wolkswagen o Abengoa. Ese error en comunicación, el no atender a los medios de manera inmediata, el aportar transparencia, el dejar comentarios sin responder o dejar que otros respondan por nosotros… ha recaído de manera negativa en su reputación y en su historia. Si un monstruo industrial del tamaño de Volkswagen, con una estrategia de crisis definida y un equipo humano preparado sufre estos imprevistos a veces, nuestra empresa no sobreviviría a un golpe tan fuerte.
  3. Internet es económico y duradero. Un fenómeno como el de las redes sociales ha de ser aprovechado por todos. Además de que es importante aportar una imagen de cercanía a través de Internet, de cara al cliente, es importante controlar todo lo que se dice de nuestra marca en redes, foros, otras plataformas de nuestro sector…Internet lo desvela todo sobre nosotros y si no estamos al tanto, nuestra reputación puede verse dañada gravemente. Es, sin duda, la mejor vía para estar al tanto de cualquier evento.
  4. No todo vale. Tu empresa puede tener redes sociales para relacionarse con sus públicos, pero ha de estar con otras acciones en comunicación online para que su impacto sea aún mayor. Hay que saber cómo comunicar a cada cliente, cómo llegar según nuestra filosofía. Estar por estar no sirve de nada. Hay que analizar a nuestro público objetivo para que nuestras campañas sean más efectivas. A no todo el mundo le surte efecto una página en un diario local, o una campaña en Instagram.
  5. Crea un calendario editorial y haz campañas creativas. Reúnete con los distintos departamentos de tu empresa y crea un calendario con todo lo que acontecerá en tu compañía a lo largo de los 12 meses.
    Estudia en qué canales offline y online está tu público objetivo, así como el lenguaje en que le transmitirás los contenidos.
    Comencemos 2016 conociendo, más que nunca, a nuestro cliente, viendo sus necesidades, requisitos, usos y costumbres, estudiando nuevas opciones para innovar y distinguirnos del resto de empresas. Quien es diferente triunfa y quien conoce mejor que nunca a nuestro público potencial, también.

Más consejos en:
www.rumarquezcomunicacion.es

Dejar respuesta