¿Por qué mi empresa debe estar en redes sociales?

0
597

redes

Hgoodsocialmediaoy en día, si no estás online, básicamente no existes.

Lo que no se ve, no se puede comprar. Este axioma del marketing va variando con el paso del tiempo y la llegada de nuevas herramientas. Con la llegada del mundo 2.0, el entorno digital y su forma de mercadeo nos lleva a otra máxima; ‘Hoy en día, si no estás online no existes’

¿Por qué debe mi empresa estar en redes sociales? ¿Qué me aporta? ¿Es una pérdida de tiempo? Muchas veces se lo han preguntado, y aquí os vamos a ofrecer algunos motivos por los que una marca o empresa debe estar presente en internet y, por ende, en las redes sociales.
Siguiendo el argumento anteriormente mencionado, con tu empresa en redes sociales ganas visibilidad y potencias tu marca, así como tu presencia en la red. Es tan fácil como contar con un canal más de difusión que busca varios objetivos, pero sobre todo, busca aportar un valor añadido.

¿Quién no consulta alguna de sus redes sociales a lo largo de un día? El uso de las redes sociales va en aumento por cada año y esa burbuja, que algunos pensaban que iba a explotar, sigue creciendo.

¿Qué me aporta estar en redes sociales, te preguntas? Entre otras cosas, con tu presencia permites que usuarios o clientes contacten contigo con dudas o sugerencias, pudiendo ofrecer un trato en primera persona hacia tu comunidad. Pero ojo, no se trata de estar por estar. Estar presente en un medio social como Twitter o Facebook no te va a reportar nada, hay mucho más. Para los que piensen que cualquiera puede gestionar una red social, se equivoca. Previamente hay que definir bien cuál debe ser la mejor estrategia a llevar a cabo, qué redes sociales usar, buscar nuestro perfil adecuado, cómo nos vamos a expresar, cómo interactuar, la frecuencia, etc etc… Y medir. Analizar. Tener en cuenta que la obtención de resultados no suele ser inmediata, pero que, trabajando con cierta coherencia, ese valor añadido se convierte en un factor de conversión muy importante.

Pero, como todo en el marketing, hay que tener en cuenta diversos factores si quieres estar presente, de manera adecuada, en las redes sociales. Hay que centrarse en crear relaciones, comerciales o personales, no en vender. La época de imponer ya pasó, ahora toca atraer, y para ello, qué mejor que una red social, donde crear contactos e interactuar con toda una comunidad. Además, habría que aportar contenidos de calidad, propios o no, ser original, nada de ‘CTRL C+CTRL V’. En definitiva, cuidar a tus usuarios, tratarlos como a una comunidad, nada de ver posibles clientes en cada uno de tus tuits. “Los consumidores que buscan activamente un producto establecen sus necesidades, y el vendedor presenta sus anuncios o productos en respuesta a la búsqueda del consumidor”, explica en su blog la agencia White Shark Media.

Es que es la época del marketing 2.0. La diferencia con el marketing tradicional es la importancia que los clientes o los usuarios adquieren en el plan de marketing digital. Mientras que en la televisión, la radio o la prensa, la co­municación sigue siendo unidireccional, en el marketing digital la base de la comunicación es la interactividad, es decir, escuchar, conversar, interactuar y ayudar. Y para ello nos servimos de todas las herramientas que nos facilita el entorno digital. Las redes sociales, como no, forman parte de este mundo.

Según un estudio de IAB Spain, (Asociación de empresas del sector de la publicidad en medios digitales en España), la inversión en publicidad en 2014 fue de 1065, 6 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 9,9% respecto a 2013. Es el momento del Facebook Ads, de los cards de Twitter o del Google Adwords, pero eso, querido lector, lo abordaremos en otra ocasión.

Dejar respuesta