Revolución en femenino

MUJERES IMPARABLES Ideado en favor de un concepto de profesionalidad en femenino, Mujeres Imparables ha logrado convertirse en un tiempo récord en un claro referente a nivel nacional, agrupando ya a casi medio millar de empresarias y profesionales a través de la red Likendin

0
984

Gestada por cuatro empresarias (Lola Rueda, María Valencia, Eva María Caravaca e Inés García Jiménez), Mujeres Imparables se ha convertido en muy poco tiempo en una de las iniciativas empresariales y profesionales más innovadoras y pujantes en favor de la visibilización e interrelación del colectivo.

Una iniciativa que, en un contexto aún claramente adverso a la mujer en innumerables ámbitos, ha trascendido de sus ‘fronteras natales’ para convertirse en referente y aventura compartida por un amplio y variado abanico de empresarias y, ¿por qué no?, de empresarios a nivel nacional.

“Se trata de un un proyecto innovador de personas que trabajan conjuntamente por un concepto de profesionalidad en femenino y que hoy se configura como uno de los proyectos emprendedores más relevantes a nivel nacional” señalan orgullosas en relación a una iniciativa que, paradigmas de la vida, hunde sus raíces en una provincia falta de iniciativas empresariales (sensiblemente inferior a, por ejemplo, las del resto de Andalucía) y, desgraciadamente, capital del desempleo, lo que, sin lugar a dudas, eleva su valor.

El objetivo, tan ambicioso como necesario, no es otro que “formar una red global de mujeres profesionales, cuyo liderazgo natural tenga un papel protagonista en un nuevo escenario empresarial y emprendedor”.

Nuestra meta”, reflejan en su génesis, “es la visibilización del liderazgo de las mujeres profesionales en #EncuentrosImparables”. Lugares comunes en “donde aunar sinergias y establecer nuevas vías de cooperación entre hombres y mujeres”.

ei35_12_2

“Juntas”, aseguran sin complejo alguno y con una clara filosofía de sumar, “somos más fuertes y más visibles”. De hecho, “en estos encuentros se integran líderes y lideresas, en distintos ámbitos y segmentos, unidos por valores y actitudes”.

Recién llegadas de una edificante y reactivadora experiencia en tierras gallegas, Lola Rueda, María Valencia, Eva María Caravaca e Inés García Jiménez resaltan que “el éxito de este proyecto”, del que ya forman parte en Likendin más de 400 profesionales influyentes, “es el fruto del buen hacer de un equipo de cuatro empresarias que creen en el poder de la colaboración”.

#MujeresImparables ha logrado en un tiempo récord un notable poder de convocatoria, algo que quedó reflejado en el Trending Topic alcanzado en el Encuentro Imparable de Sevilla, confirmando su imparable estrategia de lanzamiento y crecimiento on-line y off-line.
En definitiva, Mujeres Imparables se ha convertido en poco tiempo en un fenómeno en favor de la tan necesaria visibilización y la reactivación de las empresarias y profesionales.


Inés García / Tesorera

“Desde pequeña siempre he visto a mujeres de mi entorno, con grandes capacidades a las que siempre he admirado y que no siempre daban un paso al frente. Cuando te vas adentrando en el mundo empresarial empiezas a reconocer que no sólo es el miedo de ese paso de avance que muchas mujeres tienen o si priorizan el cuidado y crianza de sus familias, sino que hay otras barreras culturales y educacionales que parecen difícil sortear porque se presupone que la mujer tiene que demostrar el doble. Cuando comencé mi participación en la asociación Red Profesional #MujeresImparables acudí con la principal misión de no contaminar mensajes a mujeres profesionales para que accedieran a puestos por cuota, sino realmente por lo que son y su talento; ya que dicha profesionalidad le va a dar su posicionamiento.

Lo mejor de estar en la asociación es la oportunidad de mostrar tus capacidades ante un grupo de profesionales con escucha activa, de ahí que estén surgiendo alianzas estratégicas entre sus miembros prósperas y que enriquecen el tejido empresarial de la zona”.


María Valencia / Vicepresidenta

“Cuando Eva me dijo: ‘María tienes que venir a una reunión con Lola e Inés (a las que seguía ya en twitter pero no conocía personalmente), estamos ideando algo muy chulo y tú tienes que estar’, viniendo de Eva, compañera desde hacía ya tiempo de la Asociación Innovatlas, no me lo pensé.

En un entorno espectacular, la playa de Zahora, se empezó a fraguar el que a día de hoy es el proyecto más bonito en el que he trabajado. La enorme ilusión que aportaba Lola, la energía de Inés y las enormes ganas de hacer algo diferente de Eva hizo que en una hora de trabajo nos inundara una oleada de pasión por el proyecto.

Eso es para mí mujeres imparables, la unión de varias personas, profesionales, que ponen todo su saber hacer al servicio de las demás para crecer juntas, con ilusión, con pasión porque es posible hacer todo lo que nos propongamos.

Apostar porque sea posible sacar de la invisibilidad a las grandes profesionales que somos las mujeres para que sirva de ejemplo a aquellas que no vean tan claro que podemos y debemos tener la oportunidad de optar a puestos donde nuestra profesionalidad sea respetada por eso mismo sin tener en cuenta si somos o no mujeres.

Además de creer que es posible implantar en los grupos de trabajo el liderazgo en femenino, independientemente de si se es hombre o mujer.


Eva Caravaca / Secretaria

“Desde que comencé mi carrera profesional, me di cuenta del significado de la mujer dentro de la empresa para muchos empresarios. Ejemplos como ofrecer media jornada a las mujeres, que sea algo negativo para la empresa ser madre, que la edad sea relevante para desempeñar un puesto de trabajo o que haya poca presencia en mujeres en puestos de responsabilidad, hacen encender en mí una inquietud importante.

No existe la igualdad, no existe la conciliación, no podemos ser libres, tenemos que elegir lo que nos brinda la vida y renunciar a muchas cosas por nuestras carreras; ese es un mundo que no me gusta.

Desde pequeña he sido una persona inconformista y esta es mi lucha: ser invisible no es la opción. Estamos aquí, somos parte fundamental de este mundo y no se nos ve nuestro trabajo, ni se nos reconoce.

Mujeres con discapacidad, mujeres que cuidan de los pequeños, de los mayores o de personas dependientes, mujeres que trabajan a diario y no se les reconoce sus méritos, mujeres con necesidades económicas, formativas, con talento, pero sin oportunidades de insertarse laboralmente, mujeres que renuncian a mucho por su carrera profesional; estamos, pero no estamos como nos merecemos. Con #mujeresimparables he encontrado mi sitio en la trinchera”.

Dejar respuesta