Sierra de cádiz, esa gran colmena

Prado del Rey celebra la I Feria de la Apicultura, un evento gastronómico, lúdico, formativo y reivindicativo en torno a un producto, la miel, con gran peso en la zona

0
669

Se dice de ella que llegó a tener en culturas como la egipcia o la griega la consideración de producto sagrado y, de hecho, no son pocos los enterramientos en los que, 2.000 años después, se han descubierto vasijas en excelentes condiciones para su consumo.

Considerada y valorada desde tiempos remotos por su gran valor gastronómico y curativo, la miel, esa que ahora de la mano de la repostería navideña cobra un protagonismo especial, será objeto de debate, disfrute y formación en el evento que, del 27 al 29 de este mes, se desarrollará en Prado del Rey.

Una cita que tendrá entre sus grandes y novedosos atractivos la celebración de la que será la primera edición de la Feria de la Miel y la Tapa, que servirá para dar un nuevo y necesario impulso a un sector que juega un papel destacado en la Sierra de Cádiz, además de en Andalucía, donde las cifras hablan de más de 4.000 apicultores, 488 pueblos productores y 580.000 colmenas.

“La feria me parece una excelente idea para dar a conocer las excelencias de la miel andaluza en general y, en especial, de las que, desde hace ya mucho tiempo, se producen en la sierra”, señala José Tomás Gómez, representante de una de las marcas más reconocidas y apreciadas de la comarca, ‘El Pinsapar’.

Amplio conocedor del sector y de su realidad en la comarca, “son ya más de 30 años produciendo miel”, José Tomás señala que la miel de la sierra tiene unas características muy singulares. “Nuestra miel de monte es muy distinta a otras. Tiene un sabor más fuerte, con cierto amargor, y es menos líquida”. “Hablamos”, añade, “de un producto de gran calidad con una producción que, sin ser muy grande respecto a otras zonas, tiene la ventaja de que es reconocida y de que, además, cuenta con un mercado, incluso, más grande del que puede abastecer”.

No obstante, pese a este reconocimiento, la miel de la Sierra de Cádiz, su sector, comparte inquietudes con el resto de apicultores. Preocupaciones que afectan a lo más básico, las colmenas.

“Cada vez son más los problemas que sufrimos por factores como las ondas de las antenas móviles, los tendidos eléctricos o los propios herbicidas que acaban afectando a las propias abejas, influyendo”, subraya, “tanto en la producción como en los propios insectos, que se ven afectados por unos agentes que van en detrimento del número de abeja en las colmenas”.

“Hace unas décadas, cuando estos factores o no existían o no eran tan acusados”, explica, “las colmenas permanecían fijas y tan solo había que ir a recoger la miel; ahora, en cambio, debido a todos estos agentes, nos hemos convertido en apicultores trashumantes. Moviendo de aquí allá las colmenas para asegurar su supervivencia”.

Asimismo, José Tomás destaca que, “aunque a productos de calidad como los que tienen su origen en la sierra no les afecta mucho; es obvio que se está haciendo daño al sector nacional con la introducción de mieles de China que, luego, se mezclan con las de España y las grandes plataformas comercializan. Fórmulas que al principio generan recursos, pero que, como se suele decir, son pan para hoy y hambre para mañana”.

Asimismo, José Tomás lamenta las escasas ayudas a la apicultura y las “inexistentes” al envasado por parte de las administraciones.

Un conjunto de inquietudes que, junto a otras muchas, va a tener cabida en una feria en la que, además, se van a celebrar las II jornadas de Apicultura de Andalucía, foro en el que se tratarán otros temas de gran interés como la cría de reinas, el manejo de colmenas, la alimentación, la Vespa Velutina, etc.

Subrayar que esta cita cuenta con 18 stands procedentes de diferentes puntos de España relacionados con el mundo de la apicultura y con siete de bares de la localidad en los que se podrá disfrutar de una amplia variedad (hasta 25) de tapas elaboradas con miel.

Recordar que los asistentes a las jornadas serán en torno a 200 participantes.

Dejar respuesta