Una presa para hacer frente al ‘tarifazo’

La comunidad de regantes del Guadalcacín (2.500 comuneros) pide que sustituya la actual subestación eléctrica

0
704
Los regantes con el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios y el delegado Fernando López.
Los regantes con el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios y el delegado Fernando López.

JEREZ- Sustituir la actual subestación eléctrica por una presa hidráulica para abaratar el coste de la energía utilizando la fuerza del río Guadalete es la propuesta que la comunidad de regantes del Guadalcacín ha trasladado y demandado al vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, para lograr abaratar los costes que, fruto del ‘tarifazo’ del Gobierno central, sufren tanto sus explotaciones como sus producciones agrícolas.

Una propuesta que el colectivo considera fundamental para hacer viable una actividad en permanente proceso de supervivencia y que el vicepresidente se ha comprometido a “estudiar y a analizar” y que, según apuntó, “nos parece muy interesante para disminuir el coste energético e intentar paliar el daño que se ha producido sobre la economía de las parcelas agrícolas”.

Asimismo, Jiménez Barrios recordó que el Parlamento de Andalucía ya aprobó una iniciativa para pedir al Gobierno central que contemplara una disminución en la tarifa eléctrica “porque”, precisó, “es un coste que lastra los productos, la comercialización y, por tanto, quita renta a los agricultores”.

El vicepresidente indicó que esta reivindicación se produce en un “momento oportuno, ya que las comunidades de regantes tienen que entrar en el nuevo marco comunitario y en los fondos europeos para la agricultura”.
Jiménez Barrios, por otra parte, señaló la necesidad de que la agricultura “dé un salto de calidad y nosotros vamos a poner todos los medios a su disposición”. En este punto destacó que la apuesta de la Junta pasa por la “modernización de la agricultura”, “por el mundo rural y porque la riqueza que se produce en la agricultura se quede como valor añadido en el territorio”.

En este sentido, el vicepresidente de la Junta de Andalucía se refirió al trabajo conjunto que viene realizando la Junta con dicha comunidad de regantes “en el inventario de la redes de riego”, para estudiar “aquellas conducciones que no están al día y ver las posibilidades de hacer un plan de modernización de esa zona, que ayude a hacer una agricultura más intensiva”.

Asimismo, Jiménez Barrios recordó que la Junta de Andalucía y la comunidad de regantes invirtieron cerca de 500.000 euros para reparar las conducciones que se vieron afectadas como consecuencia de las lluvias de la primavera de 2014.

El vicepresidente concluyó apuntando que un “Gobierno sensible, como el de la Junta, tiene que ayudar a fijar la población en el mundo rural” por las repercusiones que tiene para la economía de la zona y, concretamente, destacó la importancia de esta comunidad de regantes que “es muy destacada en la provincia de Cádiz y en Andalucía”.

Cabe recordar que la Comunidad de Regantes del Guadalcacín tiene una zona de influencia de 11.700 hectáreas regadas y agrupa a 2500 Comuneros. Pertenece a la Cuenca Alta de la Agencia Andaluza del Agua y afecta, además de Jerez, al término de Arcos.

Ésta, al igual que la comunidad de regantes de Villamartín, en la Sierra (3.000 hectáreas), ha sido objeto de un amplio y costoso proceso de modernización que, tanto la Junta de Andalucía como los propios regantes, confían en que se convierta en el ‘lanzamiento’ definitivo para un modelo productivo que parece llamado a liderar la agricultura andaluza y gaditana en los próximos años.

Dejar respuesta