“Vamos a poner los esteros al servicio del empleo” JOSÉ MARÍA ROMÁN Alcalde de Chiclana

0
679

N24_P8

El regidor apuesta por la creación de una lonja en el poblado de Sancti Petri

J.M.Reina

CÁDIZ.- Ya sea por pasión, vocación (José María Román dio sus primeros paso como biólogo en este sector) o por simple y razonado convencimiento, el alcalde de Chiclana abandera desde hace años la ‘lucha’ para la puesta en valor de lo que, sin lugar a dudas, es una de las señas de identidad de Chiclana, de su tejido cultural y económico.
Una apuesta a la que ahora busca dar un nuevo y definitivo impulso recuperando y poniendo en marcha una ambiciosa aspiración de aprovechamiento de los esteros y de la comercialización de su producto estrella, el pescado.

¿Por qué se ha empeñado en apostar por un recurso que, lamentablemente, ya parecía casi una página ‘superada’ de la historia de Chiclana?
El Parque Natural de la Bahía ocupa 10.000 hectáreas y, de ésas, Chiclana cuenta con 2.000. Una superficie que, y eso los chiclaneros lo sabemos bien, siempre ha sido parte destacada de nuestra economía, con una señas de identidad muy claras y con un producto estrella, el pescado de estero, que cuenta con una calidad y características muy diferenciadoras del resto de pescados (mar o granja) y que, por tanto, lo convierten en fuente de riqueza y empleo.
Argumentos, entiendo, sobrados para apostar por un sector y unos recursos ambientales, turísticos, gastronómicos y salineros que pueden sumar mucho en favor de Chiclana.

No obstante, la situación de los esteros no es la mejor.
Así es. Tras el boom de los esteros, sobre los años 90, entre 1996 y 1997 tuvieron lugar unas inundaciones que causaron un daño importante y que aún hoy día persiste. Además, la Ley de Costas le hizo un flaco favor, ya que prácticamente se ‘fiscalizaban’, con lo que el interés de los propietarios por invertir y recuperarlos fue casi nulo.
En lo que se refiere a la actividad pesquera, ¿en qué consiste el proyecto que abandera Chiclana?
Básicamente, lo que pretendemos es dotar de actividad a unas 400 hectáreas de esteros, para lo que, de cara a alcanzar esa cuota, hemos abierto un diálogo con los propietarios. Nuestra idea es cerrar acuerdos con los propietarios y, seguidamente, poner en marcha actuaciones de recuperación de los esteros para que puedan ser explotados por familias de pescadores y mariscadores.
Estas familias, además, contarían con el asesoramiento de CTAQUA y los propietarios se beneficiarían de las mejoras realizadas.

¿De cuántas familias hablamos?
Nuestros cálculos pasan porque podría existir una explotación por cada 20 ó 30 hectáreas.
Lo que es un hecho es que en estos momentos debemos trabajar para diversificar la oferta con otros sectores como la industria o el sector primario, en el que aparece la acuicultura.

Además, este proyecto también viene acompañado de otro no menos importe, una lonja.
Efectivamente, desde hace años tengo el firme convencimiento de que para comercializar en las mejores condiciones posibles los productos de calidad de los esteros debemos contar con un espacio específico, concretamente una lonja.
Este espacio, que entendemos que tendría que estar ubicado en un sitio tan importante y simbólico para nuestro sector pesquero como lo es el poblado de Sancti Petri, también daría cabida a ese otro producto del mar.
El objetivo no es otro que fomentar la comercialización de los productos acuícolas de Chiclana, entre ellos, el lenguado, la lisa, el robalo, etc., muy apreciados por chiclaneros y visitantes, así como por los hosteleros de la zona.
Además, apostamos por un sello de calidad específico y reconocido para el pescado de estero.

En que otros ámbitos plantea potenciar el valor de los esteros, salinas y entorno.
Queremos potenciar el papel de esta zona como atractivo turístico, algo en lo que juegan un papel muy importante los esteros (despesques) o las salinas, en las que, como ocurre en el Centro Medioambiental, se posibilita conocer de forma muy didáctica esta cultura. Asimismo, no debemos olvidar el turismo ornitológico y algunas iniciativas gastronómicas que también sirvan para dar a conocer nuestros productos.

“Chiclana no renuncia a la almadraba de Sancti Petri”

Dentro de la apuesta por los sectores tradicionales de arraigo histórico en la localidad, hay un proyecto al que José María Román asegura que no va a renunciar. Ese no es otro que la almadraba de Sancti Petri, una iniciativa para la que, después de años de dura negociación, el alcalde de Chiclana recibió el visto bueno de las administraciones competentes a mediados de la década pasada, pero que se tuvo que dejar parado al entrar en vigor la moratoria de pesca para mantener una especie, el atún rojo, que se encontraba al borde de la extinción.
“Chiclana aún mantiene ese derecho y, como es obvio, nuestra intención es hacerlo efectivo en el momento que se den las condiciones de cuota de capturas necesarias”, destacó José María Román.
Cabe recordar que el calado del arte se tuvo que parar cuando las anclas ya se encontraban en Sancti Petri. Anclas, un total de 400, quev fueron objeto de un robo que aún no ha sido aclarado.

Dejar respuesta